Por Mitzi Vera

Twitter: @mitzmariann

Para la colaboración de esta ocasión platicamos con Alma Angélica Rodríguez, la primera mujer en la historia de #México y la ahora Facultad de #Música de la UNAM, quien logró obtener el título de licenciada en saxofón. Nos explicó por qué si chicas han estudiado el instrumento, ella fue quien marcó la generación de intérpretes amantes de la creación de Adolfo Sax.

Al entrar a su departamento se observan libros por doquier, plantas y su gatita Lola, la cual juguetea sin parar mientras la intérprete sonríe. ¿Cómo no estar feliz si tiene notas musicales incrustadas en  las venas?

Sus inicios

“El instrumento lo conocí cuando era niña, a mi padre le fascinaba el jazz, pero  físicamente me acerqué a él en la preparatoria, pese que las artes plásticas se me facilitaron y estudié ballet clásico durante  esa etapa decidí que me dedicaría a la música;  recuerdo  la primera vez que intenté soplarle, todo lo hice chueco,  puse la boquilla al revés, fue muy raro”,  bromea y narra durante la charla mientras juguetea con su largo cabello.

Anuncios
Anuncios

Los saxofones más comunes son cuatro: alto, tenor, barítono y soprano. Rodríguez es tenorista.

“Cuando comienzas a estudiar la norma académica es tomar el saxo alto, pero a mí el que me atrapó fue el tenor, fue el primero que escuché. Me agrada su  timbre,  intenté tocar barítono (el más grande de los cuatro ya mencionados), pero no era cómodo al cargarlo", confiesa.

La primera en titularse

-Fuiste la primera mujer que se tituló como licenciada en saxofón, ¿qué representa eso para ti?

"No es algo que yo haya buscado, es algo que se dio. Antes de mí hubo más mujeres estudiantes de saxofón, la diferencia es que yo finalicé la carrera".

-¿A qué atribuyes que fuiste la primera, pese que antes ya había mujeres estudiantes del instrumento?

"Las compañeras que recuerdo tuvieron familia mientras estudiaban, la carrera es larga y demandante (tres años del curso propedéutico más cuatro de licenciatura), no me extraña que hayan preferido dedicarse a su hogar".

Anuncios

Su saxofonista preferido: Coleman Hawkins; al preguntarle sobre sus proyectos a futuro sólo se ve de dos maneras: estudiando (finalizó una maestría en interpretación)  pero sobre todo se ve tocando.

-Actualmente formas parte de 'Saxtlán' junto con el sopranista Samuel García, ¿qué otros proyectos tienes?

"Cursé un posgrado en interpretación, estuvo enfocado a la investigación y a la ejecución del instrumento. Además toco música tradicional mexicana con un trío huasteco. Tengo mucho trabajo, también soy profesora de instrumento en la Escuela de Iniciación Artística número uno del Instituto Nacional de Bellas Artes".

La instrumentista también comparte escenario con Ernesto Anaya; el tiempo pasa y Rodríguez Romero es parte de la historia en el mundo de los saxofonistas mexicanos. Ahora es un ejemplo a seguir para las nuevas generaciones de músicos, combina su segunda licenciatura (letras hispánicas) con su pasión por los sonidos y silencios.

Facebook/ Saxtlán cuarteto de saxofones