La obra de García Cabral   forma parte de las colecciones de Carlos Monsiváis y se expone en el Museo del Estanquillo de la Ciudad de México (CDMX). En ella podemos apreciar qué es lo que hizo este artista para ser tan popular social y, sobre todo, profesionalmente.

Un chango art decó

Recordemos los puntos cardinales de la importancia, un tanto escondida tras la ceja alzada (high brow) institucional, de Ernesto Chango García Cabral (Huatusco, Veracruz, 18 de diciembre de 1890 - ibídem, 8 de agosto 1968):

Junto con otros compañeros del cambio del siglo XIX-XX fue de los últimos exponentes de la caricatura de combate, pionero de la caricatura costumbrista y de las vanguardias artísticas europeas en México en el arco de tiempo que va de 1909 a 1968.

Anuncios
Anuncios

Además de excelente retratista, es considerado como uno de los máximos exponentes del modernismo gráfico, particularmente del estilo art-decó.

Modos y modas quedan como testimonio histórico de un periodo clave de México, tanto del lado “serio” a través de sus ilustraciones, retratos y pinturas de caballete, como del lado cómico con sus caricaturas y viñetas satíricas de la política mexicana.

Genio y figura

El Chango fue popular personaje socialmente hablando: “Además de ser uno de los artistas más queridos y admirados de su tiempo, el Chango fue luchador grecorromano, actor de cine mudo, amante de tiples famosas, experto bailarín de tango, pionero de la televisión mexicana y bohemio empedernido”, reza un cartel en la sala.

Su bonhomía se comprueba en las numerosas fotografías donde se le ve alegremente departiendo con el pintor Diego Rivera, la actriz María Félix, Miguel Covarrubias, Dolores del Río, Roberto Montenegro, José Juan Tablada, el poeta Salvador Novo, el socialista y artista David Alfaro Siqueiros, el inmortal Cantinflas, y el gran cómico Germán Valdés Tin-tán. “En su tiempo era tan célebre como ellos.

Anuncios

Su muerte, acaecida el 8 de agosto de 1968, mereció ser noticia de primera plana”, remata el texto de sala.

Era delgado, de rostro anguloso y bien parecido con mucho pegue entre las damas, según la misma Silvia Pinal lo cuenta en un video. Seguramente su conversación llena de sentido del humor y anécdotas sin fin con su simpatía veracruzana aunado a sus dotes en la pista de baila ayudaban mucho a su popularidad entre las féminas.

Monero vanguardista

La #Exposición abunda en material de su faceta como caricaturista con ejemplares de época de las revistas donde colaboraba habitualmente como El hijo del Ahuizote de Daniel Cabrera o El colmillo público de Jesús Martínez Carrión.

Sus caricaturas son estilizadas y elegantes, fruto de su seguimiento de las revistas satíricas europeas  que coquetean con estilos de vanguardia como L’assiette au beurre, Le Rire o Simplicissimus. El Chango fue un monero, ilustrador y pintor ilustrado, que supo desarrollar un estilo propio que lo destacaba por encima del resto de artistas de su época.

Anuncios

La exposición se puede visitar hasta el 31 de octubre en Isabel la Católica número 26, delegación Cuauhtémoc, colonia Centro de la Ciudad de México. #Arte #Cultura Ciudad de México