Hace muchos años decidimos hacer algo imposible para ustedes. De modo exclusivo ante las oportunidades del Siglo XXI emprendimos un Fideicomiso hecho de fotos y sonidos digitales.

Esta obra se ha venido formalizando gracias a este medio donde así mismo se nos brinda una plataforma para darnos a conocer. Hasta este lustro ello no hubiera sido posible, por ello agradezco esta mano tecnológica y propongo en esta temporada la exploración mínima de México.

Las fotos digitales son una variante de las artes contemporáneas, aunque en esta columna el objetivo no es mostrarlas como tal, sino como complemento demostrativo a mis argumentos en torno a la realidad cultural.

Anuncios
Anuncios

Esta defensa consiste en no ir al lugar común desde la obligatoriedad de no salir del mismo. Las imágenes corresponden a un proyecto de libros donde se registraría el paso de este autor por las distintas entidades que nos conforman; ello es un lugar común, más valga hacer algunas observaciones.

Hay en primera instancia una fórmula mediática en "vender" un viaje, ése, sin embargo, no es el lugar común. En gran medida, México, como en todos lados, se basa primeramente en una "fantasía" que se propone para motivar el placer de quienes mejor se adapten a la economía y gocen de por lo menos 10 mil pesos extra.

Entre menos recursos, menos posibilidades de vacaciones, mas entendamos los periplos aquí presentados como evidencia de otro tipo de exploraciones épicas donde se expresan escenarios semejantes a aquellos de escaparate, pero con otros personajes más populares...

Anuncios

"los mexicanos" del interior.

No es esta la hora de hablar de la aristocracia, o artistocracia, pues por lo menos ahora toca decir acerca del #Arte en coincidencia con la teoría que hemos visto materializada hasta en San Idelfonso, y un fenómeno de arte lejos de la capital cuya revisión nos aventura a dar algunas conclusiones.

En nuestros avances tocó el turno a Baja California, y ahora decidimos dirigirnos al último estado: Quintana Roo. Suponemos que debería haber en el futuro muchas más referencias que Wikipedia al respecto, mas valga decir que no toda la población puede manejarse con tanto dispendio en frivolidades como alojamiento y transporte.

Esta entidad era la más salvaje y se ha ido domando gracias al gran turismo del Caribe, si bien no conocimos mucho, podemos decir que Chetumal palpita a un ritmo muy distinto del que marca Playa del Carmen, donde iniciamos la reseña.

El contexto de esta península nos arroja a comprender un pasado histórico y prehistórico a la vez, mas no se ha optado por estimular el conocimiento y difusión del mundo Maya, tanto como se ha usado el ingenio para explotar sus bondades geográficas.

De reciente urbanización, la pequeña ciudad transita al borde del océano con sus característicos colores azul marino y turquesa, sus blandas arenas blancas y su baja profundidad.

Anuncios

Lo nuevo es un Museo 3d cuyo costo estaba por encima de nuestro presupuesto y una exposición de impresiones fotográficas.

Donde comienzan las calles 5 y 2 se ubica un pequeño grandioso muelle en una construcción de acero y concreto, aquí nos topamos con los barcos que cruzan a Cozumel y con una pequeña muestra de los talentos estimulados por la Escuela de Ros.

Un numeroso cuerpo académico se dedica a vender cursos de primer nivel internacional, por tanto se adueñan de algunos cubos con paredes de colores para montar formatos medios de un repertorio típico de la flora y la fauna... inclusive la humana.

No hay lejos de Masaryk y Santa Fé, cosa parecida. Varias calles recibiendo al turista nos hacen sentir en un centro comercial, aunque no hay cines. En su lugar cantidad fabulosa de antros y restaurantes.

Los Hoteles son de alto nivel y coexisten visitantes de México, numerosos de Estados Unidos y de otras naciones. El ADO te deja en el centro y se puede dedicar uno al mar, en otro tipo de aventura. Muy cerca Tulum, Xel-Ha, Xcaret y algo nuevo llamado Xplore.

Hay algunas esculturas monumentales... ¿contemporáneas? #Turismo