Tan solo es necesario un celular o una computadora con cámara que pueda tomar fotografías o video; un emisor o persona deseosa en enviar una imagen sensual y un receptor que disfrutará en su momento de la imagen recibida.

Suena muy sencillo e inocente, sin embargo el Sexting es una práctica muy usada actualmente entre la juventud e inclusive la niñez, pero que conlleva altos riesgos para quien decide con las mejores intenciones, compartir una foto o video de su cuerpo desnudo.

Existe en la actualidad una campaña en #Internet denominada “Pensar antes de Sextear” auspiciada por instituciones de primer nivel entre los que destacan Google y el propio Gobierno de la República.

Anuncios
Anuncios

La página web: www.pensarantesdesextear.mx, ofrece toda la información necesaria para que la juventud esté enterada del riesgo que conlleva compartir su intimidad en #Redes Sociales.

El resultado del envío de una imagen sensual, puede llegar a ser tan peligroso que incluso podría provocar el suicidio de quien de alguna forma, decidió enviar y compartir su momento intimo, para quien en ese momento, era una persona de toda su confianza.

El Sexting es una práctica de alto riesgo que puede provocar daños al honor y moral de las personas, afectando su imagen ante la sociedad.

Provoca la pérdida de la intimidad y su privacidad, lo cual puede incluso llegar a ser víctima de chantaje y extorsión por personas ajenas que se dedican a este tipo de actividades.

Se convierten en víctimas de Bulling digital o Cyberbulling, por personas que las acosan, molestan e insultan.

Anuncios

Y los menores de edad, se puede ver involucrados en delitos de pornografía infantil.

Los niños, niñas y en general los adolescentes, son tan vulnerables a este riesgo, que bien vale la pena como padres, tomarse unos minutos para platicar con ellos y explicarles el grado de peligrosidad en el que se pueden ver envueltos.

Aunque el respeto al uso de la sexualidad de cada persona es vital, el uso de las redes sociales y el ciberespacio es tan incontrolable que ninguna compañía o institución de gobierno, puede garantizar la seguridad, privacidad e integridad de la información de quien decide practicar el Sexting.

Es muy sencillo tomarse una fotografía o video con contenido erótico o pornográfico y enviarlo a un amigo o a su pareja sentimental del momento, sin embargo el riesgo existe cuando la relación de amor se termina y esa otra persona decide hacer uso inadecuado de las fotografías con la finalidad de generar un daño directo.

Cualquier contenido que se sube al internet es incontrolable e inseguro y puede caer en manos de personas que viven de chantajear o de generar sitios pornográficos con imágenes que en su momento fueron inocentes, de tal modo que cualquier niño, niña o adolescente que se tomo su fotografía y la envió, puede sin su consentimiento, formar parte como protagonista de estos sitios de pornografía.

Anuncios

Cuidar a nuestra niñez y juventud es responsabilidad de todos aún cuando no sean nuestros familiares.

El uso de los celulares debe de ser controlado por parte de los padres y evitar se convierta en “el amigo” inseparable de sus hijos.

Una buena plática de amigos entre padres e hijos para hacer las debidas recomendaciones, puede evitar un final de fatales consecuencias.

  #Viral