En una era para el cine donde no hay restricciones para crear una película gracias a los alcances tecnológicos, es curioso que también sea la era de los refritos. ¿Qué acaso se han acabado los guiones originales? ¿Hollywood se ha vuelto cobarde al no querer arriesgarse con nuevas propuestas? Entre la fórmula de hacer películas a la Harry Potter/Crepúsculo/Juegos del Hambre y los ya antes mencionados reboots/remakes (y como dijo Tim Burton, en su intento de defender su nefasta película del planeta de los simios) reimagine, el #Cine veraniego se ha vuelto un martirio.

Y el que dio al traste en mi ya antes mencionado artículo acerca de los reboots, fue el remedo de intento de comedia conocido como #ghostbusters: Answer the call.

Que quede claro que el problema no es que el reparto sea de mujeres.

Anuncios
Anuncios

Paul Feig, el señor a cargo de la cinta en mi opinión es la persona menos graciosa del cine, además de hipócrita y sinvergüenza de la meca del cine. Durante la promoción del filme, se dedicó a insultar a los fans de la película original y a escribir ensayos y dar entrevistas aseverando que los hombres no somos graciosos, y que esa es la razón por la cual sólo trabaja con mujeres. El director cree que los hombres solo nos reímos de flatulencias y demás. Es curioso el que uno de los primeros chistes de la película sea acerca de un "pedo vaginal".

Melissa McCarthy, la actriz principal, en mi opinión, tiene tanta gracia como un diagnostico positivo de cáncer.

Kate McKinnon es el estereotipo de una machorra que trata de compensar sus carencias siendo extrovertida y "loca"

Leslie Jones es el estereotipo de una mujer negra: grosera, gorda y ruidosa.

Anuncios

Kristen Wiig aparece en la cinta.

Todos y cada uno de los hombres que aparecen en la cinta son unos retrasados mentales o unos imbéciles incapaces de sentir empatía por las heroínas que están dispuestas a darlo todo por salvar a Nueva York. 

El resto de la película es misandria disfrazada de "humor", envuelto en propaganda feminista.

Aléjese de esta película, no pague por verla, no promueva propagandas de supremacia de género. Y sobre todo, no promueva basura en la pantalla grande. #Feminismo