Por Mitzi Vera

Twitter: @mitzmariann

Netflix está en pleno auge y una manera de aprovechar la plataforma es con los documentales musicales. Uno que dio mucho de qué hablar fue el de Amy Winehouse, la cantante que falleció a causa de las drogas y la bulimia. en la cinta se expone los desórdenes que la intérprete tenía en su vida diaria.

Cuenta las anécdotas del por qué de cada rola y hace reflexionar a fondo sobre las letras; muestra la Amy que no deseaba tener contacto alguno con las personas. Algunos críticos indicaron que no les agradó la cinta por el formato que le dieron.

Lo calificaron como material pesado al observar y su padre, Mitch Winehouse expresó a través de medios de comunicación que no era la verdadera vida de su hija: expuso que retrataron a una Amy oscura y adicta, no la artista noble que sus amigas adoraban.

Anuncios
Anuncios

En cuanto a los fans, de igual manera mostraron el descontento en cuanto al contenido y al manejo de la historia; sin embargo, ya no está Amy para decir qué es y qué no cierto. #Arte