Cada vez son menos quienes recordarán las guerras del Siglo XX. Para la chaviza ni siquiera la Guerra del Golfo Pérsico, ni el terrorismo, ni la destrucción de las torres gemelas.

En España sucede lo mismo que en América, el proceso de luto ha dado paso a un abarrocamiento mediatizado de los conflictos irreconciliables en medio de un oscurantismo democrático. Contradictorio un sentir de unidad Europea y autonomía en casos extremos como el catalán.

Debemos aprovecharnos del presente mientras tenga un sentido la "corrida" de los toros que sintetiza una parte de las tradiciones Navarras, lo mismo que disociarla del concepto general del país Vasco, pues en Pamplona se plantea un cuento muy distinto con sus propios fueros.

Anuncios
Anuncios

Mientras se conforman las mayorías y los candidatos comparecen ante las cámaras, la opinión pública no concede a la ironía de un tercer periodo de elecciones, pues no existe aún consenso en cuanto a si Rajoy debe quedarse o si ya es la hora de dar el paso hacia un cambio de poder.

Siendo solo un turista, no puede uno sentir pleno el espíritu renovado en cuanto al partidismo, en cambio es obvia la ausencia protagónica del Rey, cuyo papel está mas en el círculo de sus escándalos que en relación al Gobierno.

Cruzamos por Navarra hacia las poblaciones cercanas que van fusionándose a la modernidad a las afueras de Pamplona. Las vías de primer orden son rápida salida y puede resolverse la orientación mediante rotondas fuera de serie.

Pasamos una frontera transparente al acercarnos al cerro de Alzuza donde se encuentra aún la Fundación Oteiza. Resalta en el entorno una aquitectura realizada por Sáenz de Oiza quien siguiendo la inspiración de Aranzazu resolvió la contradicción entre una escultura que guarda esculturas y una visión aparte.

Anuncios

Si viéramos el mundo como un conjunto de marcas, no podría hablarse mucho del arte en esta zona del mundo, sin concederle su lugar a la ruptura de algunos famosos del Siglo XX; aquellos que vivieron mas de una guerra civil e imaginaron otros altares con un vacío distinto. Este es el principio del arte contemporáneo.

La marca España se representa con su diversa oferta cultural, en cada visita, uno va acercándose a dimensiones distintas de la razón de ser de un hombre que habitó estas zonas hace miles de millones de años.

Así nos hace sentir Jorge Oteiza al penetrar un diseño contradictorio de masas de hormigón que se suma a la belleza del medio ambiente tradicional y supone una misma iglesia.

La luz interna opone a la belleza simple del entorno un dialogo entre la luz y la sombra.Traspasamos en tres plantas la evocación hacia la trayectoria del escultor... como un recuerdo volumétrico.... y así mismo se disfruta una caja fuerte de piececillas.

Quemándonos con el sol a plomo en un jardín de escarpas queda el recorrido hacia la Casa Taller (1975) que alterna con un discurso más biográfico...cívico, cuyo concepto incluye Centro de Estudios y Servicios Pedagógicos para quien quiere involucrarse mas. 

Como parte de una conectividad con San Sebastián, Capital Europea de la Cultura, itinera la exposición: "1513"  "Desde las paces de Urtubia. Geografía y paisaje". Siguiendo un hilo conductor, el montaje se centra en el problema de la identidad Navarro Vasca a través de la interpretación de diversos vestigios históricos. 

Revisamos reliquias que documentan las paces entre Fernando y Luis II de Francia. En el documento se concede el reino de Navarra a España, lo cual se quiere expresar como un momento determinante en los procesos que conducen al problema actual de esta región. 

Valga decir que como efecto al trabajo del gran maestro Jorge Oteiza, en España como en otros países, se ha apostado por la relativa recuperación del entorno por la simbolización ritual de la escultura insertada en el paisaje. 

Vivimos menos intensamente la crisis de sentido del Siglo anterior, sin embargo el arte contemporáneo no reconoce a mas de un puñado de escultores cuya obra sea destinada a integrarse con la naturaleza.  #internacional #arte vasco #museos navarra