Saxomanías

por Mitzi Vera

Twitter: @mitzmariann

Para la columna de esta ocasión tocaré un tema de suma importancia para los saxofonistas: el sonido; ¿cómo se puede trabajar si el tiempo no les basta y deben cumplir con recitales? Qué mejor persona para dar consejos que Diego Franco, quien destaca por ser uno de los intérpretes más activos en la escena jazzística mexicana.

"Un ejercicio que me agrada bastante para la respiración y sonar con todo es contar del uno al cuatro mientras respiro, al mismo tiempo lleno toda la capacidad pulmonar y lo guardo cuatro tiempos, luego suelto el aire en otros cuatro", explica.

Poco a poco sube el número de segundos e indica que lo más que llega es a siete; para el sonido estudia dinámicas, recomienda empezar desde muy piano hasta el fortísimo con metrónomo.

Anuncios
Anuncios

"Otro ejercicio muy bueno es soplar el sax pero no dejar que suene, eso pone los músculos a trabajar y me sirvió bastante". Platica que le gusta ser disciplinado en su sonido; el músico es originario de Guadalajara y radica en la Ciudad de México, actualmente toca en la Zinco Big Band Jazz y comparte escenario con figuras como el intérprete Remy Álvarez. #Música