Estimado lector

Espero que cuando encuentres y leas esta carta, estés en la posibilidad de compartirla con tus seres queridos y principalmente con la sociedad que te rodea.

Este escrito tiene la finalidad de dejar un legado a las futuras generaciones que posiblemente no sepan que le paso a un país llamado #México.

Este país se encontraba en el planeta tierra en el lado norte de un continente llamado América.

Tenía como característica principal a los ojos de los satélites que volaban el espacio sideral, el tener la forma de un cuerno de la abundancia, lo que podría ser sinónimo de grandeza y fortaleza.

En efecto, este país estaba rodeado de enormes litorales los cuales, estaban llenos de la más rica y variada selección de mariscos y peces, todos de excelente tamaño y exquisito sabor.

Anuncios
Anuncios

En su terreno se encontraban minas de diversos metales preciosos siendo principalmente la plata, el recurso más solicitado por mundo lo que los convertía en líderes de este sector.

Su economía se basaba en las exportaciones y el petróleo, teniendo yacimientos con enorme potencial económico.

Su historia fue conformada por el valor de grandes hombres, quienes ofrecieron sus propias vidas, para dejar un país libre de invasiones extranjeras.

El turismo era una fuente importante de ingresos al ser la arquitectura, tradiciones, artesanías, museos, arte, cultura, ganadería, agricultura, música y gentileza de su gente, el imán perfecto para el extranjero que buscaba conocer lo que en muchos de sus países no existía.

La exquisitez y variedad de colores y sabores de su gastronomía, era una verdadera dicha para el paladar de los más exigentes.

Anuncios

Aunado a todo lo anterior, existían muchas más cualidades y virtudes, para hacer que este país, llegara a las esferas más altas siendo líder en el mundo.

Y a todo esto te preguntarás, con tantas maravillas, virtudes, bellezas y riquezas ¿Qué le pasó?

La respuesta es por demás sencilla y sorpresiva, los responsables de que este país no pudiera tener un crecimiento importante y llegara a ser lo que tendría que haber llegado a lograr, fue por su propia gente.

El peor enemigo de un mexicano, era otro mexicano.

Los mexicanos eran por naturaleza sumamente inteligentes, desafortunadamente esta virtud no la utilizaban para crecer intelectualmente y quienes tenían la capacidad de desarrollarla, lo utilizaron para hacer el mal, robar y saquear al país.

Un segmento de la población se distinguía por trabajar, pagar sus impuestos y llevar una vida honesta, sin embargo había un grupo de mexicanos que robaban, deshonestos y tramposos que con el tiempo fueron creciendo, tomando tal fuerza que las leyes, los derechos humanos y la justicia los protegían de tal forma, que lograron hacer de México un país de total impunidad.

Anuncios

Pero aún lo peor eran sus políticos, su clase gobernante que se protegían detrás de la investidura que se les dio para practicar la corrupción, el peculado y el enriquecimiento ilícito a su máxima expresión.

México se perdió y lo más triste de todo es que ningún ciudadano quiso hacer nada por salvarlo.

Cuando termines de leer esta carta, por favor difunde su contenido, para evitar en lo posible que historias tristes como ésta, se vuelvan a repetir.

Atentamente

Un mexicano. #ciencia ficción