Parte de ir a un concierto es ir cantar, gritar, bailar esa es la magia de los eventos en vivo (a menos que vayas a uno de música clásica o de opera), pero Justin dice que no pues la noche del lunes pasado parece que no reacciono muy bien ante tal momento de euforia.

Justin Bieber, estrella desde los 14 años, que está a unos meses de cumplir su primer década de carrera artística, quién logro que sus fans se llamaran a ellas mismas “Belibers” sorprendió a todas las asistentes en Birmingham, Inglaterra que cuando pidió que se callaran ya que sus gritos eran muy molestos. Primero empezó pidiendo que se relajaran, indicando que estaba realmente cerca de ellas y las podía escuchar, también indicó que apreciaba mucho el cariño de las fans, pero preguntó si podían expresarlo de otra manera.

Anuncios
Anuncios

Terminó diciendo que los gritos son muy molestos.

El cantable se mostró visiblemente incomodo en el tiempo que duro el concierto y la respuesta del público obviamente no fue positiva, llegando incluso a escucharse abucheos. Mientras, el canadiense intentó seguir explicándose, pidiendo que dejaran los gritos para después de cada canción y que después se tomaran una píldora para relajarse y que simplemente lo escucharan hablar, agregando que sentía que no era escuchado algunas veces y que esto se volvía un poco frustrante.

Además, recalcó que cuando hable con ellas dejaran de gritar y cómo maestra de primaria preguntó: ¿estaría bien para ustedes? ¿podemos hacerlo?

De alguien con el nivel de éxito de Justin Bieber esperaríamos que estuviera más acostumbrado a este tipo de respuesta de su público, y que no reaccionara intentando “regañar” o “re-educar” a sus fans, que en su mayoría son adolescentes que se desbordan de emoción por tener a su ídolo enfrente de ellas.

Anuncios

No lo estaban molestando en un momento privado; era un concierto, un  show en el que esas chicas van a divertirse de la manera que ellas quieran y no a que las “regañen” como en un día de clase.

Así que ya lo saben “#beliebers”: si van a ver a Justin, déjenlo hablar porque se enoja. #Conciertos #Justin Bieber