En los años, 60´s y 70´s, en todo hogar que se considerara netamente mexicano, siempre había una consola de piso que nos ayudaba a reproducir nuestros #discos de vinilo.

Generalmente eran muebles de lujo que dependiendo del estilo que presentaran, demostraban la capacidad económica de la familia.

Cuatro patas de madera, dos bocinas una por cada lado, el platón que giraba el disco y las más modernas con radio AM incluido.

En la casa de la abuela, siempre existía una vieja consola en donde podíamos escuchar discos de Cri-Cri, José Alfredo Jiménez, Pedro Infante, Jorge Negrete, Corridos Revolucionarios, trovas, boleros, mariachis y tantos otros que hacían nuestros días más musicales.

Anuncios
Anuncios

La familia se unía en la sala y disfrutaba de la música y en las fiestas, los amigos llevaban los discos de Rock & Roll para sacarle brillo al viejo piso de mosaico.

El vinilo desapareció con la entrada del CD y con ello estas viejas consolas.

SI alguien tiene alguna por ahí, que la cuide o mejor aún que la enseñe a las nuevas generaciones que en ocasiones creen que la gente mayor no disfrutaba de la vida como ello lo hacen ahora. #Música