Existe en este homologado discurso en favor del arte contemporáneo en España también el vacío de la contradicción campesina. No sobran hoy en día ejemplos del modo estático del mundo, integrado más que nada por autos y ello deja frágil margen a la modus operandi del arte desligado de su uso en la reiteración de lo tradicional.

Si bien el impulso en una sociedad muy educada a las Bellas Artes como la Navarra, cumple con una sólida base cultural bilingüe, en la práctica una pequeña civilización o caserío, no necesariamente está al día en la cantidad y calidad de entretenimientos que ofrece el consumo americano.

La experiencia buscando arte contemporáneo en Francia no fue muy frecuente ni en Hendaya o Biarritz, ni tampoco en Bayona, mas vale apuntar una contradicción porque en estas regiones hay una sensibilidad rica de música y artes plásticas.

Anuncios
Anuncios

Este verano las comunidades buscan otro recreo que conviene a los placeres del mar, a la sanación con agüitas mágicas... Es necesario ir hasta Burdeos, ciudad que cuenta al margen del Río Garona con un excelente bodegón transformado para el arte reciente.

Sin embargo, hay un vacío en la distancia de las colinas, aquí donde hay tanto land art, se nota una depresión económica que no da salida a actividades fuera de lo que es necesario. En una villa como Vera de Bidasoa (3600 habitantes) por ejemplo, no hay salas de cine, mucho menos más de una galería contemporánea.

En una ocasión buscando el arte vasco francés recorrimos el laberinto de Biarritz. La Galería 13 de abril anunciada en la red como referencia de lo contemporáneo y lo mas recomendable desde San Juan de Luz, que lamentablemente, cerró sus puertas o bien estaba en pleno montaje. 

De regreso en Vera descubrimos pocos cambios a los atractivos tradicionales, mismos que tampoco se explotan, pese a su potencial hacia un turismo de pueblos mágicos. Hay más de un gran artista en el pueblo, si bien se recuerda con cariño a Pío Baroja y a su familia como los magnates de la cultura. Fuimos tan afortunados de tocar en Itzea Baroja donde Josefina, la viuda de Don Pío Caro, el autor del "Gachupín", nos permitió un recorrido familiar de la hermosa casona. 

Aunque no es un edificio tan antiguo, el jardín esta sembrado con cuerpos del ejército inglés, de cuando el inmueble de cuatro plantas servía como hospital.

Anuncios

Se ha conservado el modo de ser de un estilo decorativo que guarda los gustos y maravillas de varias épocas estilísticas.

Destaca el patrimonio de libros conservados como nuevos en las dos plantas más altas en estantes de techo a piso. La viuda nos invita a imaginar el contenido de algunas publicaciones en latín y otras con dibujos que hablan de las brujas... del non santo. Esta villa es sede de la Parroquia de San Esteban Protomártir, cuya arquitectura nos deja discernir entre lo vasco francés y lo español.

Dedicando un tiempo se puede acceder a su áureo retablo y con suerte escuchar uno de los mejores órganos de Europa. No hay performances en la calle, ni carteles, si bien algunos murales; se pasa uno el rato tranquilo ante un paisaje de verdes calados por el calor intenso que ha debilitado el cause de los ríos... ¿Como efecto del calentamiento global? #internacional #Turismo España #Euskalerria