La noche del pasado martes, en Nueva York, se lanzó el nuevo film de #michael moore exhortando al público que eran admiradores del documentalista a votar por Clinton el próximo mes de noviembre.

Como siempre el controvertido director estadounidense  Moore hizo de las suyas, el mismo martes anunció el estreno de esta película que trata acerca de la figura del candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, en medio de la competencia hacia la Casa Blanca una vez más incomodó a los políticos adelantando su estreno para que coincidiera con el último debate presidencial.

Toda una sorpresa considerando que estamos a tres semanas de que los estadounidenses vayan hacia las urnas a dejar sus votos, “Michael Moore in TrumpLand” muestra al cineasta hablando sobre los candidatos Trump y #Hillary Clinton sobre un escenario en Wilmington, Ohio, uno de los estados con mayor número de partidarios de #Donald Trump.

Anuncios
Anuncios

Anunciada como la película que los republicanos de Ohio intentaron detener, Moore quien fue ganador del Óscar Masacre en Columbine se adentra una vez más al territorio hostil de la política y lo convierte en un espectáculo gracioso y arriesgado, que combina rutinas de stand-up comedy, platicas del cineasta y datos que parecerían tonto pero que llevan al Moore a su propósito real que es el de apoyar a la señora Hillary Clinton, a quien compara con el Papa Francisco por haber esperados por su oportunidad durante décadas pacientemente y librando los obstáculos.

A diferencia de sus otros trabajos como “Bowling for Columbine”, “Roger & me” “Where to invade now” el trabajo de “Michael Moore in Trumpland” se queda bastante corto a comparación menos incisivo y menos critico de lo que estamos acostumbrados y ocasionalmente llega a tener parte de ese humor que acostumbra.

Anuncios

El estreno fue anunciado en la cuenta de Twitter del cineasta estadounidense.

La película se exhibirá durante una semana en el centro IFC en Greenwich Village Manhattan, Nueva york y en la sala de Encino California, aunque el cineasta espera que pronto pueda distribuirse a más salas de cine.