Siendo muy estrictos la #fotografía la consideramos "arte menor". Distinguimos la necesidad de un medio mecánico que difiere la relación estética de la luz al papel, y propicia también una apreciación especializada con valores distintos a los de una obra plástica o escultórica.

Sería hoy ridículo pensar en la foto solo como la artesanía centenaria. Para 1850 viniendo de reales familias, los mexicanos como los franceses iniciaron su vicio fotográfico modernisante, siempre dependiendo de la importación, pues se trata de tecnologías importadas las que nos ayudan a mediatizar lo bello. 

Pensemos ahora en otro tipo de obra menor, en la edición de libros de foto/arte.

Anuncios
Anuncios

Aquí no sabemos hasta que punto el artista tiene el control creativo de los productos cuyos tirajes asombran pues rebasan los mil números con inigualable calidad homogénea.

El 5 de ocutbre la Editorial RM ocupó uno de los sagrados recintos de la Ciudadela para difundir sus menciones 2016 y el gran premio. En proyecto ganador pasa el filtro de muy distinguidos jueces como David Campany del Reino Unido, Diane Doufour de Francia y Lesley Martin de los los Estados Unidos entre otros.

A estas alturas del consumismo, cada familia debería poseer su biblioteca de foto libros porque sin duda ha sido en los últimos 30 años cuando más se han producido. La masificación aparte reduce los costos de un medio infinitamente distinto al concepto de un libro sin fotos.

Esperamos hasta al último convocado para luego movilizarnos a un salón de usos múltiples. Caminamos por el edificio renovado, pero se nota cierta opacidad y el ambiente no deja de ser enrarecido cuando se subraya la importancia de la Editorial en el contexto de París, donde ya se hojean las publicaciones que promueven con un catálogo de mano.

Un panel de famosos representando al Centro de la Imagen presidió.

Anuncios

Hablaron los especialistas obligando hacer foco en la pequeña industria que representan las editoriales, sobre todo en estos tiempos cuando la demanda se cubre con cada vez mas medios a nuestro alcance.

Es cierto que quien posee o busca la fotografía, no puede sino basarse en este tipo de publicaciones que buscan destacar el trabajo estético mas que las explicaciones o la narrativa. No por ello dejó de hablarse acerca de los poetas en las palabras escritas con las luz de la lente honradas.

Hubo cinco galardonados. Destacó finalmente el proyecto de Javier Arcenillas quien habló inventándose su propia palabra. El tema fue reproducir el imaginario que conduce a la fiebre extraterrestre del Siglo XX. 

Con un proyector nos pasaron la idea del libro aplicando un modelo novedoso de lenguaje visual, en lo que refiere a una edición. Vimos atentos algunas piezas dirigidas a ese misterio en el área 51, en Roswell, etc.

Este asunto es la base de la ciencia ficción y los super héroes. El autor nos lleva al desierto para no encontrar nada que a la vez de documento, justifique su propia curiosidad. Hay una imagen donde sale un humanoide realista...

Anuncios

¿o un muñeco? y se intercalan noticias de los años 50.

Otra mención se guió por una estética de la calle. Las fotos de Quito ( La 3x8, detrás de la ciudad) nos dan mas la idea de un libro de arte. Otras menciones como Just an image o La Costa Verde nos parecieron un reprocesamiento de las posibilidades en los gustos de un mainstream.

No hubo las sorpresas que esperábamos. Pasamos inmediatamente a las amenidades. Recuerdos gratos de las colas para sacar un refrigerio y luego convivir con las autoridades. #foto libro #Cultura Ciudad de México