Cuando estamos sentados frente a un ordenador, las posibilidades que alberga el misterio del internet nos van llevando a un límite. No serán pocos quienes coincidan con la necesidad inmediata de fomentar los nexos comunitarios para comunicarnos y tejer el rumbo de los años venideros. No siempre es seguro. En el siglo XXI se apuesta aún por los tratos convencionales que acarrean una amarga simulación entre lo que se dice y se hace con la economía. Por ello, salir de la caja boba, y todo aquello que nos enajena resulta en el riesgo de la confrontación con el otro al que en muchos casos desconocemos. 

El Festival DOCS MX tiene la virtud de cambiarle la vida a la gente. Todas sus ramas florecen aunque sea necesario ser muy paciente, pues lo mismo el peso duro de la realidad aplasta los ideales que estiman la controversia con los daños permanentes fabricados por la lucha de clases en el espíritu del bien común. Necesitarían no escribir y dejar hueco a cada aliado para evocar el impacto positivo en todo lo que tocan.

Anuncios
Anuncios

No por ello se reduce a un doble significado que nos remite a pensar la frustración de una serie de contenidos basados en la "no ficción", pero seriamente comprometidos con el punto de vista del director.

Montagud y Cordera no sólo destacan como promotores, exhibidores y distribuidores de vanguardia comunitaria filantrópica, también son patrocinadores de cientos de producciones que sirven de plataforma a miles de jóvenes comenzando sus carreras. El Reto Docs consiste en esto. Ellos auspician una competencia basada en el primer cuadro del centro histórico en la cual se dan diversos equipos y facilidades a los equipos que se inscriben previamente. En su sede en República de Cuba queda, junto con las entregas de cada año, un acervo de los ejercicios realizados por los concursantes.

No consideran, sin embargo, que este fenómeno deba asimilarse para las masas pues no se dedican a difundir su videoteca electrónica, aún y con la consigna de la responsabilidad que representaría llevar el esfuerzo a un sistema que deje su legado accesible en un lugar más público y universal. Se imponen muchos retos en su búsqueda, pero celebran una creciente ambición por perpetuar su actividad con un tipo de hacer cine un poco marginado de los grandes negocios audiovisuales. Cada película, no obstante, nos confronta con la aceptación de nuestra parte ante una monumental ignorancia acerca de la realidad.

Con nostalgia se despiden hasta la edición número XII con la promesa de ser infatigables en su consolidación.

Anuncios

En su haber promueven incluso la venta de objetos que nos identifican como fans de una cultura con alcances sin precedentes. Por cierto que su desdoblamiento también se encuentra descrito en una página web que a la mirada de las reflexiones en el Fórum puede ser un documental interactivo en sí mismo, cuya información aparece vigente como un medio de enterarse, participar y hacer cuenta de los avances en el modo de consumir estos bienes.

Este año se celebró una colaboración con Alemania. En este contexto se dio a conocer la obra del director alemán Florian Opitz. El año pasado fue el Reino Unido y aparte Docs también abraza los documentales de la UNESCO con el tema de la migración. Los niños no son ajenos al DOCS MX y por ello, en una categoría especial, "Un, docs, tres por mi y por la Matatena" se dedicó a mensajes con una mirada menos directa hacia los horizontes del mundo que reciben como herencia.  #festival documental #docsmx #Cultura Ciudad de México