El Estado de Yucatán  se encuentra en la península de Yucatán, frente a la isla de Cuba y rodeado por el Estado de Quintana Roo y Campeche. Se dice que el meteorito que extinguió a los dinosaurios y otras formas de vida cayó en los bordes de la península.

Hace algunos  años el Estado de Yucatán formaba parte de toda la península, pero debido a intentos revolucionarios por separarse de la federación el Gobierno Federal optó por dividirlo en 3 Estados.

En la época prehispánica la península (y parte de Guatemala, Chiapas y otras zonas) estaba poblada por los Mayas, cultura nativa que estudiaron los astros, inventaron el número cero y consiguieron un gran avance como civilización durante su época dorada.,

Hoy en día podemos ver por toda la península a los descendientes de esta  raza, al hablar con ellos podemos darnos cuenta de la gran sabiduría de esta raza, una serenidad impresionante y una mística en sus ojos que no puede compararse con la de alguna otra raza.

Anuncios
Anuncios

Pero aunado a estas cualidades podemos disfrutar de la gran bondad y amabilidad de estas  personas.

El subsuelo de Yucatán está compuesto por una inmensa red de ríos subterráneos interconectados entre ellos, llamados cenotes, se dice que son producto del impacto del meteorito.

Hoy en día se puede disfrutar de estas maravillas naturales, algunos en cuevas subterráneas y otros prácticamente a nivel del suelo, en todos ellos fluye el agua color azul marino.

De los Mayas heredamos unas preciosas y monumentales pirámides, éstas se construyeron con técnicas muy avanzadas para la época y están todas construidas en torno a los astros. Las dos principales son llamadas Uxmal y Chichén-Itzá, la última es una de las maravillas del mundo y puede visitarse todo el año, 2 veces al año podemos deleitarnos con el equinoccio, en los cuales podemos ver al dios serpiente Maya bajar por la pirámide, todo esto lo consiguen mediante los efectos de luz natural y las sombras de la pirámide.

Anuncios

De igual forma los Mayas nos dejaron una gran tradición culinaria, podemos ver esto en la complejidad de los guisos y demás alimentos de origen maya. Un ejemplo de esto es el relleno negro, muy parecido a un curry hindú, hecho con chiles quemados y pavo,  es una muestra clara de la exquisita gastronomía de la península. 

La península está plagada de maravillas naturales como  son los cenotes y las playas, una de las playas más increíbles está en Celestún, lugar donde pueden observarse los flamingos rosas e ir a pescar al tranquilo mar de Yucatán.

De igual forma está el arrecife de alacranes, una formación rocosa de corales a unas 70 millas al norte de la costa de Yucatán, está formado por varias islas paradisíacas e inhabitadas más que por un farero y algunos militares en la zona, se puede pescar una gran cantidad de animales y las vistas son unas de las mejores del mundo. En definitiva es un Estado que vale mucho la pena visitar, ya sea con los amigos, familia o reuniones de trabajo.

Anuncios

Podrá disfrutar de las hermosas maravillas naturales, de las monumentales pirámides Mayas, la exquisita comida Yucateca, de la tierna amabilidad de sus habitantes, pero sobre todo de una muy grande paz entre la gente y  todo el Estado, sin duda un lugar mágico para viajar y ¿por qué no? Para vivir . #Turismo #Mérida #Ecología