El 7 de Noviembre de 2017 es el Centenario de la #Revolución Rusa o Revolución de Octubre. Liderada por Vladimir Lenin, se trató de la primera revolución socialista del siglo XX. A pesar de haberse gestado en octubre, fue el 07 de noviembre de 1917 que se inauguró el “Segundo Congreso de Sóviets de Representantes de Trabajadores y Soldados de todas las Rusias”, instaurando así la fecha oficial de esta revolución.

Cien años más tarde, el mundo se prepara para celebrar el legado de esta revolución y de sus protagonistas. El presidente #Vladimir Putin ha firmado un decreto en el que encarga al Ministerio de Cultura, a través de la Sociedad Histórica Rusa, de organizar y coordinar una serie de actos conmemorativos para “analizar tanto los motivos como la misma naturaleza de la Revolución”.

Anuncios
Anuncios

Putin ha criticado duramente a los líderes soviéticos Lenin y Stalin por “la represión masiva y el advenimiento de un sistema totalitario comunista”, situación que resulta muy curiosa ya que el aniversario de la revolución bolchevique coincide con los preparativos para las elecciones presidenciales de 2018, y si Putin resulta reelecto (actualmente su popularidad alcanza el 80%), estaría en el poder casi el mismo tiempo que Josef Stalin.

Vanguardias rusas: la revolución es #Arte

La revolución bolchevique pretendía demoler las viejas jerarquías y crear una sociedad sin clases. ¿Cuál es la función del arte en este movimiento? El de generar una respuesta política y social que rompiera con las reglas pre-establecidas y que destruyera su carácter elitista. Las vanguardias, desarrolladas en todo el mundo en la primera parte del siglo XX, tienen especial atención en la revolución rusa por su ataque al status quo y su introducción de nuevos enfoques y nuevos desarrollos teóricos y estéticos.

Anuncios

El estado soviético, a partir de 1917, implementó políticas para acercar el arte a las masas, generando un espacio de debate entre las nuevas escuelas y los artistas tradicionales. La pregunta era ¿continuar con lo establecido o enfilarse en las nuevas corrientes artísticas como el expresionismo o el constructivismo? Posteriormente, el estalinismo ahogaría estas manifestaciones para dar pie al llamado “realismo soviético”.

De esta etapa de florecer artístico, contenida entre 1917 y 1932, resalta el constructivismo como una de las más fieles representaciones de las vanguardias rusas. El término construction art ("arte para construcción") fue utilizado por primera vez de manera despectiva por Kasimir Malévich para describir el trabajo de Aleksandr Ródchenko en 1917, y posteriormente se acuñaría el término “constructivismo” (como algo positivo) en el Manifiesto Realista de Gabo Diem de 1920.

Las obras de Mélnikok, Guínzburg, Le Corbusier en arquitectura, pasando por los posters, fotografías y pinturas de Ródchenko, El Lissitzky, Liubov Popova o Varvara Stepanova hasta el cine de Eisenstein, Pudovkin o Klimov, serán los protagonistas absolutos del 2017.

Anuncios

Además de talleres y conferencias en torno a la revolución socialista y al legado de su centenario, museos e instituciones artísticas en todo el mundo rendirán tributo a las vanguardias rusas.

La Royal Academy of Arts de Londres organiza una muestra titulada Russian Art: 1917-1932, que reúne los mejores trabajos del constructivimo ruso en la era Lenin. La filmoteca de Catalunya, el CCCB en Barcelona y el CaixaForum de Madrid han anunciado festivales de cine y conferencias en torno a la revolución bolchevique. En el caso de México, la edición número 45 del Festival Internacional Cervantino tendrá como invitados de honor a Francia y al Estado de México (centro), con el eje temático Revoluciones: 100 años de la Constitución mexicana y de la revolución rusa.