El Museum Of The Moving Image de Nueva York ha organizado una retrospectiva sobre el trabajo del afamado director Martin Scorsese. Se trata de la primera gran #Exposición sobre el aclamado realizador, y la primera vez que un museo de Estados Unidos, se dedica a revisar, celebrar y presentar el legado de Scorsese.

Más de 600 artículos en total son exhibidos en las instalaciones del museo ubicado en Queens, Nueva York, en una exposición que se extenderá desde el 11 de diciembre de 2016 hasta el mes de abril de 2017, y que incluye objetos de sus películas, piezas de su vida personal, incluyendo mobiliario familiar, así como la proyección de una selección de películas clásicas restauradas por la Film Foundation bajo la supervisión del propio Scorsese.

Anuncios
Anuncios

Los curadores de la exposición han declarado que se trata de “(...) un dibujo extensivo de la vida y obra del propio Scorsese, la exposición incluye material de producción de sus películas claves, objetos de su niñez, detrás de escenas, imágenes, y proyecciones a gran escala de escenas de su trabajo. Se ha organizado temáticamente: Familia, Hermanos, Hombres y Mujeres, Héroes solitarios, Nueva York, Cinefilia, Cinematografía, Edición y Música”.

Entre los objetos y curiosidades que se podrán apreciar en esta exposición están borradores del guión de La última tentación de Cristo con anotaciones de Scorsese; storyboards de casi todas sus películas; páginas del guión de Taxi Driver con comentarios escritos por Robert De Niro; fotos de los tatuajes que llevaba De Niro al interpretar a Max Cady en Cabo de Miedo; los guantes de boxeo usados en Toro Salvaje; una carta de Alain Renais a Scorsese; una transcripción de una conversación entre dos taxistas en la cafetería Belmore en 1975 (estas conversaciones serían usadas posteriormente para construir los diálogos de Taxi Driver); la licencia de taxista de Robert De Niro; y un mapa a gran escala de Manhattan con la ubicación de algunas de las locaciones usadas en películas de Scorsese.

Anuncios

Además, la exposición reúne objetos y hasta mobiliario familiar, así como un extenso archivo de películas y músicas que han definido la personalidad, el gusto y la estética del director. Desde la mesa familiar donde se celebraban las cenas “italoamericanas” de la familia Scorsese.

La sección de música está dedicada expresamente a la colección de discos de 45 rpm del realizador y que supone el origen de toda la música en sus películas. Aquí se exhibe una carta en la que Scorsese solicita asegurar los derechos de todas las canciones usadas en Malas Calles. Cuentan los productores que casi la mitad del presupuesto de la película fue destinado en pagar los derechos para el uso de temas como Be My Baby de The Ronettes y Jumpin' Jack Flash de The Rolling Stones, y que permite ambientar una de las famosas entradas de De Niro en la película. #Cine