Donie Darko, alguna vez me la habían recomendado pero sus actores no me motivaban a verla, y las sinopsis que encontraba en línea no auguraban una historia poderosa. Pues la crítica se quedó corta; para mí, es una película no solo entretenida, sino que me mantuvo en suspenso, la banda sonora me fascinó y la puesta en escena de cada uno de los actores, los movimientos de cámara, el guion y los demás elementos fueron amalgamados de tal forma que el resultado final está entre conmovedor y confuso, pero muy inteligente.

La historia contada en la película, es en 1988, en un pueblo norteamericano; un joven (Donnie Darko – Donald – Jake Gyllenhaal) escucha una voz extraña que lo saca de su sueño y lo lleva a un campo de golf en donde le es dada una revelación sobre el fin del mundo.

Anuncios
Anuncios

Toda la trama subsecuente gira en torno a esa premonición anunciada y a los claros problemas de personalidad múltiple y disociación del protagonista. Una actuación excelente, que después sería validada en películas como “8 minutos antes de morir”, “Brokeback Mountain”, “Soldado Anónimo” o “Enemy”, en donde demuestra que el ejercicio introspectivo de “Donnie Darko” no fue casualidad.

La película fue estrenada en 2001, pero su estreno fue limitado, debido al atentado de las torres gemelas, por lo que su reconocimiento se dio solamente después de que saliera en VHS y DVD. El impacto en la prensa y en la crítica no fue positivo, por lo que recaudó poco más de 7 millones de dólares, habiendo invertido cerca de 4, lo que no resultó un buen negocio para los productores. Sin embargo, a medida que los años han ido pasando, las variantes sobre la realidad de la película han ido creciendo, y a la fecha, aun no se sabe a ciencia cierta qué pasó.

Anuncios

Lo que hace de la película un encanto particular, pues deja al televidente con la boca abierta, esperando una respuesta que no va a llegar; como en algunas de las películas de Alfred Hitchcock, en las que el final era tan solo una puerta a una variedad de posibilidades solo limitadas por la imaginación de cada cual.

Una película lenta, para ver solo, sin interrupciones de aparatos electrónicos ni llamadas. Es una cinta para ver y ver de nuevo, para pensar y debatir sobre las múltiples posibilidades a las que puede llevar el final. Un gran plato para finalizar la semana y empezar la nueva cuestionando todo. Por qué al final ¿No es lo que nos hace humanos? ¿Cuestionarnos? #Cultura #recomendado #Cine