Hablar de #Japón en este lado del mundo infiere muchas incógnitas, pareciera que toda la sociedad nipona ha sido enviada desde el espacio exterior para compartirnos su infinita creatividad y sus curiosas costumbres, no obstante a ello, algo que quizá marca una de las preguntas más inquietantes es su aparente falta de interés en el sexo y en las relaciones sentimentales.

Y es que lo vemos en infinidad de sus creaciones: almohadas en forma de mujer, de brazo de hombre, el hentai, personajes sexualizados hasta la médula en los videojuegos, pero ¿y la vida real? ¿No sería más fácil conseguirse un novio o una novia en lugar de reemplazarlos simbólicamente por un objeto inanimado? Podría parecer que en Japón la socialización ha llegado a su fin, sin embargo nadie había dado en el clavo del porqué, hasta ahora.

Anuncios
Anuncios

Muchas son las cuestiones que intervienen en el hecho de que los jóvenes nipones en la actualidad, definan a las relaciones sentimentales como “molestas” según el periódico Japan Times pues al parecer su estilo de vida les impide dedicar tiempo a otra persona. Por ejemplo, la idea de que en un #Matrimonio, la mujer se dedique al hogar y a la crianza de los hijos mientras que el hombre debe mantener a la familia, se encuentra muy arraigada, aún en pleno siglo XXI, dicho lo cual muchas mujeres empresarias en el país más industrializado del mundo, lógicamente, rechazan la idea del romanticismo para gozar de su libertad y tocar el éxito sin ningún impedimento.

Por otro lado, los hombres de aquel país conciben la idea de la familia como algo innecesario, dado que desean “disfrutar su vida” quizá como resultado de la desgastante vida laboral, lo último que quisieran es desgastarse aún más con la responsabilidad que deviene el concebir hijos.

Anuncios

Lo anterior podría resultar para algunos una medida muy inteligente y objetiva, sin embargo, las estadísticas preocupan sobremanera al gobierno japonés, pues la Asociación Japonesa de Planificación Familiar descubrió que el 61% de los hombres y el 48% de las mujeres en todo el país, no mantiene una relación de pareja, e incluso determinó que el 45% de las mujeres de entre 16 y 24 años “desprecia el contacto sexual”. ¿Será? ¿No será que entraron en una especie de mecanismo de defensa ante el desinterés masculino? Decía Freud que donde hay asco, hubo deseo. Sea la razón que sea, el gobierno nipón ha llegado a considerar que si las estadísticas continúan de esta forma podría llegar la extinción de aquella sociedad en un futuro no muy lejano.

Sumado a lo anterior, la idea de no necesitar una pareja romántica se refuerza con la basta cantidad de elementos que sustituyen todas las actividades que se desempeñan en pareja, sí, todas. Es decir, ¿qué necesidad puede tener un joven japonés de tener relaciones sexuales cuando puede masturbarse con su hentai favorito y quizá hasta disfrutarlo más?

La doble moral que se está gestando no se oculta, por el contrario, se fomenta, al mantener una idea moralista cuando las mujeres que tienen menos de 25 años ya no son vírgenes, pero buscan que en la pornografía todas las chicas involucradas se vistan como colegialas.

Anuncios

Lo ideal sería que se abandonara esta costumbre individualista de aquel país con tanto potencial, por ello, el gobierno ha implementado algunas medidas para fomentar la natalidad como mejorar las condiciones laborales y dejar más espacio recreativo a los empleados o inculcar valores sobre la familia por medio de la publicidad. El tiempo dirá si cumplieron su propósito. #Anime