Si no la has visto, debes verla. Si ya la viste, debes repetirla. “Interstellar” es, sin lugar a dudas, la mejor película espacial de la historia. Grandes actuaciones, efectos especiales certeros y una historia distópica atrayente, hacen de esta pieza, un baluarte inasible, que debería trascender en el tiempo pues su distopía puede no estar tan lejos como parece.

La ficha de la película no podría ser mejor: dirigida por Christopher Nolan (Batman, El origen, Memento), uno de los mejores directores de los últimos tiempos; y musicalizada por Hanz Zimmer (12 años de esclavitud, El origen, Kung fu Panda), es una de las mejores elaboraciones de los últimos años, que merecía muchos más premios, pues solamente obtuvo un premio Oscar de las 5 nominaciones en las que fue seleccionada: mejores efectos especiales (ganadora), mejor banda sonora, mejor edición de sonido, mejor sonido y diseño de producción.

Anuncios
Anuncios

En otros concursos recibió nominaciones, incluido una en el Globo de Oro, pero en donde arrasó fue en los premios Saturn con 6 premios.

Las actuaciones de una de mis actrices favoritas, Anne Hathaway (El amor y otras adicciones, Siempre el mismo día), y de Matthew McConaughey (El club de los condenados, We are Marshal), sumado a la experiencia de Michael Caine, quien ya tiene dos premios Oscar y tres Globos de Oro; hacen de esta cinta, un elemento que dará de qué hablar para aquel que la vea. Tendrá que conversarlo con sus amigos, con su pareja, con sus hijos.

El universo de la historia ronda en un año indeterminado del siglo XXI, el planeta se ha rebelado contra la humanidad y la está expulsando; la tierra ya no produce alimentos y la gente está muriendo. Una misión especial, sitúa a los protagonistas en el espacio, en la búsqueda de un nuevo planeta que sea habitable para los humanos.

Anuncios

La magia de la película no está solo en la precisión con la que parece estar dirigida, musicalizada e interpretada; la construcción de los guiones y los efectos especiales, fueron seguidos de cerca por el asesor científico Kip Thorne, quien estaba encargado de ayudar a mostrar las representaciones de agujeros negros y saltos temporales, así como los agujeros de gusano, fueran científicamente correctas.

Película para repetir una y otra vez, está en mi top cinco de ideales. Si no la ha visto, está en deuda con su cerebro, si ya la vio, véala de nuevo, le aseguro que encontrará nuevos detalles y que será una nueva experiencia. #recomendado #SeptimoArte #Cine