La realidad paralela al desarrollo dado en la etapa conocida como “el milagro mexicano”, o bien, como alemanismo, en referencia al sexenio del ex presidente Miguel Alemán Valdés (1900-1983), sirvió como eje para el análisis del realizado por Carlos Bonfil en ‘Al filo del abismo. Roberto Gavaldón y el melodrama negro’, presentado en el marco del ciclo homónimo, el cual tiene lugar en la Cineteca Nacional.

Editado por la Secretaría de #Cultura (SC), en coordinación con la Filmoteca de la Universidad Nacional Autónoma de #México y el Instituto Mexicano de Cinematografía (IMCINE), este texto “se sumerge en la aguas del melodrama negro” de Roberto Gavaldón (1909-1986), reflexionó el crítico Rafael Aviña, durante su intervención en la presentación, además de considerar que la obra de este realizador mexicano, producida durante el alemanismo, derriba el mito de que las virtudes morales son inmanentes a las personas más vulnerables de la sociedad.

Anuncios
Anuncios

“En el #Cine de mi padre todos son malos, tanto ricos como pobres”, expuso Roberto Gavaldón Arvide, quien consideró también que lo que su padre retrató en las cuatro películas producidas durante la etapa del milagro mexicano “es exactamente lo contrario; la parte oscura que en paralelo existía con el desarrollo”.

A su vez, el autor de la obra compartió que no había pensado en hacer un libro con esta temática, hasta que un día recibió la llamada de Gavaldón hijo, quien indicó su deseo de que él realizara un libro sobre su padre. Añadió que, en principio, no se consideró como la persona más indicada para realizar esta obra, sin embargo, comentó, su entusiasmo por el cine negro le llevó a aceptar el proyecto.

Expuso que, además de su entusiasmo, el valor de esta obra se encuentra en que añade un enfoque nuevo a los libros que ya existen sobre la figura de dicho realizador mexicano, además de vincular el análisis con las exigencias de la nuevas generaciones interesadas en este tipo de realizaciones, con la finalidad de que se puedan establecer los vasos comunicantes con otras realizaciones de la época, o bien, con películas del género noir realizadas en diversas latitudes.

Anuncios

“Este cine negro tenía que ver mucho con la realidad política social del país”, la cual puede compararse con la realidad social que ahora se está viviendo en gran parte del mundo, consideró Bonfil, al referir que al igual que hace siete décadas, predomina una visión pesimista sobre el clima social, tal como en las historias de Gavaldón. Consideró también que hoy México vive en un neoalemanismo voraz, por lo que este análisis al trabajo de Gavaldón revela lo contestatario que hay en este, pese a su apariencia conservadora.

A su vez, con un enfoque histórico, la académica Eugenia Meyer expuso que este nuevo proyecto editorial enriquece la obra colectiva que ya existe en tono al trabajo cinematográfico de Gavaldón, pues en su análisis, entrelaza la historia social de la ciudad de México, centrándose en un registro de atmósferas que resultan casi siempre opresivas, lo cual resulta en una crítica histórica de la metrópoli, donde la ciudad simboliza el vicio y la fatalidad.