Nos faltan días para tener un panorama más amplio de Baja California para vislumbrar sus tesoros. Cierto que no es barato pasearse por la punta de la península, pero ofrece algunas cualidades específicas que solo se conceden por su posición estratégica en el mapa del mundo.

Apuntamos aquí algunos ejemplos generales alegando la imposibilidad de conocer cada aventura sino por encima para poder abarcar muchos lugares, hacer analogías y no hablar siempre de la misma substancia. Insistimos a cada viajero formar sus propios criterios sin satanizar a quienes vienen a tirarse de panza.

En el caso de La Paz, el periplo invita al turismo de acción y sin duda propicia la toma de consciencia. Nuestro país es mucho más grande que sus problemas, más abismal; ahora la comunidad en esta capital no esta exenta del riesgo si los aumentos probables del nivel del mar se hacen realidad.

Anuncios
Anuncios

Por ahora, nosotros testimoniamos nula tragedia donde se exhibe la teórica devastación.

Por ello proponemos un tour cultural seguro, a partir de un realismo sumido en el mismo homologado tedio existencial corrupto del Siglo XX. Teniendo ante nosotros un panorama provincial nos urge seducir su interés por recintos para la expresión de la cultura. En el mero malecón de La Paz, por ejemplo, tenemos el #museo de la ballena que anima un ambiente familiar/moral intenso (aunque el pase en la entrada nos cuesta 200 pesos).

Quienes vienen de USA pagan en dólares. Quienes vivimos en México sentimos un impacto aún más vergonzante cuando ingresamos a una serie de instalaciones que nos llevan a un universo muy ignorado por los entes metropolitanos como su servidor.

Da tristeza saber que no se ha avanzado mucho en el estudio de estos animales y en su caso se hace más gala de sus osamentas que de la crisis cotidiana en donde abusar del consumo genera un mundo donde ya no caben estos temidos cetáceos bestiales.

Anuncios

De hecho en más de una narrativa se concede como héroes a los cazadores y explotadores del comercio que propician; en este recinto se denuncia como venimos a jugar mas bien el rol del villano porque seguimos provocando el desequilibrio concentrados en el costo de la gasolina.

Los niños apenas comprenden los conocimientos planteados sobre la investigación de las placas tectónicas. Uno pasa silencioso con la ilusión de que alguno se salga de la caja y nos presente con la solución al apremiante problema energético. De otro modo el agua podría tragarse toda la bahía en menos de 50 años.

No puedo dejar de ver las soluciones ahí sin poder reconocerlas. No se qué tantas fórmulas y algoritmos haya que inventar. Las respuestas seguramente nos pegan en la cara. Nos queda salir de la caverna primero en aspectos mas elementales como el sentido de la equidad.

Lloramos con los padres de familia y las parejas que buscan rincones para coquetearse con el romance en el sonido de las ballenas haciendo fondo. Hay una tienda con prendas, chácharas y referencias bibliográficas, pero no hay ni un breve tríptico o tarjeta de sala.

Anuncios

La casa vieja se adaptó con mucho ingenio. El paso puede hacerse con guía o en completa libertad. Hace falta estar ahí metido para contemplar otros retos inmediatos como la protección requerida para la ballena azul, y el destino cruel de la blanca u otras que gustan del agua tibia. Hay una explicación animada acerca de cada paso evolutivo y afuera el esqueleto de uno de los seres vivos mas grandes como emblema de su importancia. #turismo cultural #crónica Baja California Sur