Es quizá la película más extraña que haya visto jamás; más incluso que las películas de David Linch, “Twin Peaks o “Blue Velvet”, o la maravillosa “Dark City” de Alex Proyas, o la melancólica, “El maquinista” de Brad Anderson; y más aún que “Memento” e “Inception” de Christopher Nolan. Esta es una pieza de las más extrañas que he visto, y, aunque no la he repetido más de dos veces, sigue estando en mi memoria intacta, a pesar de los muchos años que pasaron desde la última vez que la vi.

Esta película, escrita y dirigida por David Cronenberg, y protagonizada por Peter Welles (Robocop, Star Trek, En la oscuridad), resulta entretenida de principio a fin.

Anuncios
Anuncios

Confusa desde su concepción, transmite tantas sensaciones al mismo tiempo, que logras sentir fascinación, asco, inquietud, duda, melancolía y otra cantidad de sensaciones con cada minuto que avanza y, cuando parece que estás entendiendo la trama, otro giro de tuerca te lleva a un nuevo universo en el que muchas situaciones imposibles se hacen reales, posibles y sensatas.

Está basada en el libro homónimo del autor norteamericano, William S. Burroughs, reconocido por obras como “Gato encerrado” y "La máquina blanda”. Se han hecho ya varias películas basadas en sus historias. Francis Ford Coppola, Antony Balch y Yony Leyser, son solo algunos de los directores que han profundizado en sus obras, que siempre tienen un componente psicológico y llevan al lector y al espectador (en las adaptaciones) a una zona de suspenso y de irrealidad.

Anuncios

Naked Lunch (Almuerzo desnudo) narra la historia de un escritor, que, al mismo tiempo, dada su condición de escritor sin mucho éxito, es exterminador de insectos. El material con el que realizan las fumigaciones es comercializado como un poderoso narcótico y alucinógeno. La historia que sigue, debes verla para intentar entenderla y lograr apreciar la gran adaptación que fue realizada por Cronenberg.

Una obra exquisita de las profundidades de mi anaquel de rarezas. Ver sin ningún estupefaciente encima. Necesitarás lucidez para comprenderla sin sumergirte en ese universo de irrealidad del que es muy difícil escapar.

Las palomitas al tacto para no perder movida de este gran director que emula a uno de los mejores escritores de su generación. #opinión #clásicos #Cine