Este viernes 27 de enero se inauguró en las instalaciones del Museo Nacional de Culturas Populares la XXV Feria del Tamal; una reunión gastronómica en donde los diferentes Estados del país, e incluso algunos países invitados, dan muestra de su riqueza en tradición y sabores.

Puestos de #Tamales que rodean el perímetro del Museo, mesas en el centro donde la gente se puede sentar para degustar el alimento elegido, papel picado que decora el techo de la carpa y una tarima adornada con platos, tazas, ollas y jarras de barro que dan un toque muy mexicano, es el ambiente que da la bienvenida a sus visitantes.

Ya dentro de este recinto tamalero se pueden encontrar puestos de Veracruz, Michoacán, Xochimilco, Estado de México, Culhuacán, Chiapas, Oaxaca y Honduras entre muchos otros.

Anuncios
Anuncios

La mayoría de los puestos cuenta con uno o varios platos al frente en donde ponen “la prueba” de su especialidad. De esta forma, se puede conocer el sabor de muchos tamales para poder elegir el que se comerá entero (eso si no te satisfaces de prueba en prueba).

Los sabores de México y el mundo

En el puesto de Michoacán se encuentran las llamados corundas, unos tamales pequeñitos en forma de triángulo que están rellenos de queso y van bañados con mole o frijoles y un toque de crema y queso. Perfecto para los que buscan una porción pequeña solamente para no quedarse con el antojo.

Para los gustos internacionales, está el puesto de Honduras que ofrece los tamales tradicionales llamados nacatamales (palabra maya que quiere decir “tamal de maíz con carne”) Estos tamales llevan pollo o puerco, arroz, papa, chícharo, aceituna, garbanzo, pasitas y van envueltos en hoja de plátano.

Anuncios

Y para acompañar un nacatamal, está el agua tradicional hondureña llamada mistela y que está hecha de manzana, piña, cereza, agua de coco, canela y clavo.

Culhuacán es uno de los doce pueblos de la delegación Iztapalapa que también está presente. Con sus tamales en hoja de totomoxtle nos regalan sabores como el de zarzamora, horchata, entomatado con champiñones y cerdo o tlapiques que son tamales sin masa y asados en un comal; hay de pescado, ancas de rana, salmón y ahuautle (llamado el caviar mexicano es la hueva del mosco que se da en la zonas lacustres que rodean la Ciudad de México).

Para beber y disfrutar comiendo

Para tomar, la Feria del Tamal, ofrece todo tipo de atoles: de fresa, de chocolate, de arroz, de guayaba, champurrado, el refrescante pozol o un café en cualquiera de sus versiones. Además, también hay aguas frescas de distintos sabores que van desde el agua de limón con chía, pasando por una mezcla de jugo verde antigripal hasta el agua de maracuyá.

Esta Feria también contará con distintas actividades además de las degustaciones gastronómicas.

Anuncios

Habrá conversaciones y conferencias con gente especializada en la historia y la gastronomía como la escritora del reconocido libro “Como Agua para Chocolate”, Laura Esquivel; el Dr. Alejandro Almaguer de la Secretaría de Salud y la Dra. Carmen Morales Valdemar del INAH.

El domingo 29 de enero habrá Teatro con la obra “Las Tandas del Tamal” del Grupo espacio Colibrí. Todas las actividades extra gastronómicas son a partir de las 17:00 hrs. La XXV Feria del Tamal, se lleva a cabo en el Museo Nacional de Culturas Populares del 27 de enero al 2 de febrero. #VenAComer #GASTRONOMIAMX