El artista israelí quiso expresar su inconformismo a través de un proyecto que le está dando la vuelta al mundo, pues a diario cerca de 10.000 personas visitan el memorial ubicado en Berlín, y gran parte de ellas sube a sus #Redes Sociales 'selfies' que para él son irrespetuosas ante el significado que tiene este lugar.

Por esta razón, recogió varias imágenes publicadas por usuarios de redes como Facebook, Twitter, Instagram, Tinder y Grindr, donde posan felices al lado del monumento, y las modificó, poniendo de fondo cadáveres apilados o escenas descarnadas que se vivieron durante la segunda guerra mundial.

Puede interesarle → Se cumplirán 72 años del fin de la Segunda Guerra Mundial

En la página oficial del proyecto, que en poco tiempo se volvió viral, aparecen los retratos de algunos de los turistas; sin embargo, cuando se pasa el cursor por encima de ellos, comienzan a aparecer las imágenes de archivo mezcladas con las fotografías originales.

Anuncios
Anuncios

Entre las instantáneas que se pueden apreciar hay desde malabaristas que demuestran sus habilidades entre las paredes del monumento, hasta jóvenes haciendo poses para ellos creativas y divertidas, sin dejar atrás las populares 'selfies' que, según el artista, lo único que buscan es satisfacer su necesidad de recibir un "me gusta", sin importar el contexto, o pensar en las susceptibilidades que puedan herir algunas de sus publicaciones.

Con esto busca generar conciencia en miles de cibernautas y convocar a una profunda reflexión sobre el verdadero significado de monumentos de este tipo, que tienen como única misión rememorar a las víctimas de un exterminio que costó la vida de millones de judíos en los años cuarenta.

Anuncios

Vea también → ¿Quién aguanta a los gemelos Witkin de un tirón?

Sin duda la incitativa ha generado revuelo en grandes medios alemanes y Sharipa ha aprovechado para dedicar su proyecto a su “neonazi favorito”, el político Björn Höcke, que en el pasado ha calificado de “vergüenza” la construcción de este emblemático monumento. #Holocausto #Shapira