A muchos nos ha pasado, estamos en una #relación que no sabemos si debemos terminar o no. Pocas decisiones son tan difíciles como ésta y es algo que puede tomar días, meses e inclusos años en decidir.

Después de todo, tal vez amas a la persona con la que estás y ambos quieren que las cosas funcionen pero hay algo que no está funcionando. Tal vez son problemas que no pueden resolverse, o que ambos quieren cosas diferentes. Cualquiera que sea la razón tomar una decisión tan fuerte puede llegar a sentirse como algo imposible.

Es especialmente difícil si llevan mucho tiempo juntos, si tienen amigos en común, viven juntos o sus familias se conocen. Hay millones de factores a considerar que no deberían de tomarse a la ligera. Es por eso que te damos algunos consejos para que la decisión te sea un poco más llevadera.

  • Haz una lista de lo que quieres en una #pareja

Con esto no nos referimos a una lista pro/con de la persona con la que estás, sino los puntos que para ti no son negociables en una pareja. Haz tu lista y piensa si tu pareja te está dando lo que necesitas, si no tal vez no vale la pena continuar.

  • Confía en tu intuición.

Puede sonar a cliché, pero tu intuición es lo que te hizo darle click a este artículo y es lo que en muchas ocasiones te hace diferenciar lo que quieres de lo que no.

  • Escucha a tus amigos

Si por años tus amigos te han dicho que dejes a esa persona, tal vez sea momento de tomar su consejo. Después de todo se supone que son de las personas que más te conocen. Si escuchar sus consejos te hace bien, hazlo pero al final la decisión será tuya.

  • Haz algunos cambios y ve qué sucede

Si hay problemas específicos que están afectando la relación puedes hacer un último esfuerzo para cambiarlos. Si los hablas con tu pareja y es receptivo (a) a lo que dices tal vez valga la pena en darle otra oportunidad a la relación.

  • Haz una auto evaluación

Aunque lo más fácil es culpar al otro por todo, las relaciones son de dos. Pregúntate qué tanto estás contribuyendo a los problemas que tienen. Esto es clave para tomar una decisión final.

  • ¿Qué tiene más peso en tu relación?

Ninguna pareja es perfecta 100% del tiempo, las relaciones son difíciles y siempre habrá altos y bajos pero toma en cuenta si hay más altos que bajos. Si te sientes más infeliz que satisfecho (a) tal vez lo mejor sea separarse.

  • Imagina tu relación a futuro

¿En 10, 20 ó 30 años te imaginas con esa persona? Si ves un futuro sano a pesar de las diferencias tal vez valga la pena continuar.

  • Habla con tu pareja al respecto

¿Si imaginan viviendo juntos?, ¿viajando o incluso teniendo hijos? Hablar del futuro es buena idea para evaluar si los objetivos de ambos se alinean.

  • Analiza sus peleas

Después de una fuerte discusión tal vez lo primero que quieras es “tirar la toalla” pero antes de que lo hagas examina las razones. Pregúntate si sólo se están atacando o si tu pareja ve el verdadero problema, si no tal vez sea un buen momento para terminar.

  • ¿La pasión sigue viva?

Muchas parejas entran en una zona de comfort de la que puede ser difícil salir. Evalúa si la llama sigue viva y qué tanto estás satisfecho (a) con tu vida sexual en tu relación.

Hay valores que toda pareja debería compartir, evalúa si siguen ahí o ya no encuentras razones por las que te enamoraste de esa persona. #amor