La 89 entrega de los premios Oscars será recordada por protagonizar uno de los momentos más incómodos de la gala, ante la equivocación de anunciar que “La La Land” era la ganadora a Mejor Película, cuando en realidad es “Moonlight”, #Donald Trump ya opinó al respecto: “Creo que estaban tan enfocados en la política que no lograron mantener el acto al final”.

Desde los primeros minutos de la ceremonia, los comentarios hacia el presidente de Estados Unidos no se hicieron esperar por parte del presentador, Jimmy Kimmel: El show está siendo visto por unos 225 países que ahora nos odian. Gracias”. Por su parte, el mandatario se encontraba en una cena con gobernantes de Estados Unidos, en la Casa Blanca, pero ni eso detuvo a Kimmel que incluso lanzó un tweet en vivo para el presidente:

En una entrevista para Breitbart News, Donald Trump mencionó: “No pareció una noche muy glamurosa.

Anuncios
Anuncios

He ido a los Oscars. Les faltó algo muy especial, y fue triste que terminasen así".

Con gran humor, el anfitrión de la noche continuó criticando al presidente: “¿Recuerdan el año pasado cuando decía que Los Oscar eran racistas? Gracias a Donald Trump los Oscar ya nos son racistas”. Tampoco dudo en recordar los comentarios que hizo el gobernante a Meryl Streep, quien ha sido nominada por la Academia de Ciencias y Artes Cinematográficas (AMPAS, siglas en inglés) en 20 ocasiones, y pidió “un aplauso inmerecido para la actriz más sobrevalorada de #Hollywood. Por cierto, bonito vestido el que llevas, ¿es un Ivanka?”, dijo Kimmel.

A lo largo de la premiación se fueron sumando más mensajes políticos de distintas celebridades, entre ellos, Gael García Bernal no dejó pasar la oportunidad para pronunciarse: “Como mexicano, como latinoamericano, como trabajador migrante, como ser humano, estoy en contra de cualquier tipo de muro que pretenda separarnos”.

Anuncios

El director iraní Asghar Farhadi ganó el Oscar Mejor Película de habla no inglesa, pero tal como ya había anunciado el cineasta que no asistiría a la premiación, envió un discurso breve pero contundente: “No he venido a recibir el premio por respeto a todos los países que han sido víctimas de una falta de respeto. Lo único que quieren es dividir al mundo generando miedo”.

Los #Premios Oscar 2017 serán recordados tanto por los errores y la pronunciación política contra un presidente que ha demostrado racismo e intolerancia.