La La Land es sin duda la película del momento. Después de su estreno oficial mucha gente ha corrido a comprar su boleto, movida por la enorme publicidad que la cinta ha recibido. Su fama creció aún más después de ganar los siete Globos de Oro a los que estaba nominada y tras empatar a Titanic con 14 nominaciones a los premios #Oscar. Pero, ¿qué tiene esta cinta más allá de ser la película de moda?

Al parecer son muchos los elementos que vuelven a La La Land una cinta que todos quieren ver. Por un lado, se trata de un #musical moderno (lo que de entrada ya la vuelve diferente) y, por el otro, es perfectamente aderezada por dos de los rostros más aclamados del momento: Emma Stone y Ryan Gosling.

Anuncios
Anuncios

Un impresionante opening, ambientado en una zona que podría parecer poco usual para un número de canto y baile, dan la pauta para conocer la historia de Mia y Sebastián, dos jóvenes soñadores que pasan la vida imaginando el momento en que dichos sueños se hagan realidad. Y así, soñando con los ojos abiertos, es que se encuentran en la ciudad de Los Ángeles. Entre música jazz y películas antiguas, Mia y Sebastián se enamoran y se impulsan mutuamente para alcanzar esos sueños que parecen tan lejanos.

Y sí, La La Land es una típica historia de amor pero que sabe jugar con la nostalgia de los grandes musicales y con la necesidad que existe de ver algo nuevo en el #Cine, más allá de la entrega 100 de Rápido y Furioso. Con una arriesgada propuesta visual, poco común para el público hollywoodense, el director Damien Chazelle crea una película llena de magia, que logró realizar con absoluta libertad creativa.

Anuncios

Cabe mencionar que dicha libertad solo le fue otorgada, casi seis años después de presentar su idea, tras el éxito obtenido con Whiplash.

Si bien quizá la película no tenga lo suficiente para convertirse en un clásico como los que homenajea, si puede ser un ejemplo de cómo hacer cine taquillero sin necesidad de sacrificar la creatividad y la dignidad del séptimo arte, esa que pierde cada vez que sale una nueva cinta de superhéroes mal contada. Ambientes coloridos, canciones que no se sienten forzadas, increíbles arreglos musicales y muchos otros elementos, hacen de esta una cinta que no hay que dejar pasar de largo.