Los amantes de la cerveza probablemente no necesiten razones para beber más de un vaso de esta espumosa y fría bebida, pero ¿sabías que el consumo moderado puede traerte beneficios a tu #Salud? Aquí te cuento.

  • Para tu corazón: Un vaso de cerveza al día mejora el estado de los vasos sanguíneos y el flujo de sangre, además hace que tus arterias sean más flexibles, por lo que podemos reducir el riesgo de infarto al miocardio y sus fatales consecuencias. Este beneficio se debe a un antioxidante llamado xanthouhumol, que tiene efectos positivos en la salud cardiovascular.
  • Menos enfermedades: La cerveza causa un aumento en los leucocitos y linfocitos - glóbulos blancos y rojos, respectivamente - así como de los linfocitos T, que son las células de respuesta inmunológica que ayudan a destruir a los microorganismos malignos.
  • Contra el Alzheimer: La cerveza es una fuente de silicio, mineral que puede ayudarnos a reducir el riesgo de padecer demencia senil y otros trastornos neurodegenerativos.
  • Para la salud femenina: Durante el embarazo y en la menopausia, beber cerveza ayuda a disminuir el riesgo de osteoporosis, ya que es rica en ácido fólico, silicio, potasio, magnesio y sodio.
  • En la lactancia: Beber cerveza durante la lactancia ayuda a mejorar la capacidad antioxidante de la leche materna, además las abuelitas dicen que la cebada nos ayuda a producir más leche y de mejor calidad.
  • Para reducir el estrés: ¿Tienes problemas en el trabajo? Bebe una cerveza. ¿Problemas para dormir? Bebe una cerveza. ¿Te dejó tu pareja? Bebe una cerveza. ¿Perdió tu equipo favorito? Bebe una cerveza. ¿Tienes ganas de llorar? Bebe una cerveza y seguro terminas en un mar de lágrimas, llamándole al susodicho o susodicha y, aunque te arrepientas al día siguiente, al menos te habrás desahogado.
  • Para ser más feliz: ¿Ganó tu equipo favorito? ¿Al fin te dieron el “Sí” que tanto esperabas? ¿Éxito en el trabajo? Bebe una cerveza y festeja, cualquier ocasión es buena.

El lado no tan amable de la cerveza es que es tan deliciosa y refrescante que puede ocasionarte consecuencias a tu dieta, ya que a pesar de tener bastante agua y hacerte ir al baño constantemente, tiene azúcar.

Anuncios
Anuncios

Y mucha, especialmente las versiones como la “Clamato”. Además, el peor error que cometemos, es acompañar nuestra cerveza con “botanita”: chicharrines, papas fritas, etc., lo que puede hacer que la ropa comience a apretarnos muy pronto.

Al igual que las famosas papas: nadie puede beber solo una cerveza, pero es el máximo recomendable si la bebes a diario y, como todo lo delicioso al paladar: consumirlo con moderación es importante.

Y si no te gusta la cerveza, pues el vino es otra alternativa saludable, pero de esta bebida te platicaré en otra ocasión.

¡Salud! #entretenimiento #Bebidas