Con apenas 87 años de darse su descubrimiento documentado por Cyrus Longworth Lundell, el asentamiento que toma su nombre del #Maya "Ca dos, Lak adyacentes, Mul montículo artificial o pirámide" (Dos Montículos Adyacentes) sigue siendo un misterio para la mayoría de los turistas que se dan cita en la región sureste del país.

Situado en el Estado de Campeche a 290 km de la capital, en el núcleo de la reserva de la biosfera de #Calakmul, es el sitio arqueológico del Mundo Maya que data del 400 a. C. y consta de al menos 120 estelas y 6000 estructuras distribuidas alrededor de aproximadamente 70 kilómetros cuadrados. Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2002 y aunque sigue siendo motivo de estudio, las investigaciones más recientes la colocan como una de las más importantes del periodo Clásico para la sociedad Maya junto a Tikal y Palenque.

Anuncios
Anuncios

La imperdible travesía que involucra este lugar, combina de manera espléndida el atractivo de la reserva tropical más grande de #México y la historia de una de las principales civilizaciones en el territorio nacional, dejándonos admirados por la inmensa cantidad de flora y fauna que habitan en el sitio con tranquilidad.

Vale la pena invertir los 70 pesos mexicanos por el acceso para disfrutar de esta maravilla natural y alejarse un poco del abrumador ruido de ciudad, para dejarse llevar por la melodía de la naturaleza; pues alrededor del sitio, es posible encontrar hospedaje en alguno de los hoteles disponibles en las zonas más cercanas.

Por otra parte, es importante recordar durante la visita el respeto tanto a las especies que residen en el lugar, como a los materiales culturales que puedan encontrarse, pues siendo Patrimonio de la Humanidad, es nuestro deber preservar su existencia.

Anuncios

Y finalmente, para que la experiencia única sea lo más agradable posible, hacer caso a las indicaciones dispuestas por el Instituto Nacional de Antropología e Historia de México (INAH), que se encuentran dispuestas en su página de internet.

Con todo, México sigue siendo un país lleno de riqueza tanto cultural como natural, que nunca nos dejan de sorprender.