El pasado 17 de enero circuló una entrevista con Billy Corgan, afamado líder de la banda #smashing pumpkins, en la cual decía que había una gran posibilidad de que todos los miembros originales de este grupo se reúnan en 2017.

En su tiempo, los Smashing Pumpkins fueron de los grupos con mayores ventas en el mercado musical de la década de los 90. Sin embargo, diversas tensiones internas acabaron con la inercia de éxito de la banda y, finalmente, llevaron a su separación.

No es la primera vez en un hecho así despierta tal interés. Los casos de Black Sabbath, Guns N' Roses o de los Pet Shop Boys señalan algunas de las reuniones más sonadas de los últimos años, lo cual demuestra que la industria musical cada vez apela en mayor medida a la reunión de una agrupación antaño inactiva.

Anuncios
Anuncios

¿Tendencia en ascenso?

Se trata en gran medida de grupos e intérpretes en inglés, debido a que En el sector de ventas de música el mercado estadounidense es el que impone la mayor parte del tiempo sus hábitos de consumo. Por ello no resulta extraño ver en las listas de los álbumes más vendidos de la historia a cantantes como Michael Jackson, Madonna, o bien, a agrupaciones como Pink Floyd, The Beatles o The Doors.

Hay aquí otro factor a tomar en cuenta: debido a que los grupos de #Rock se conforman por más de dos personas, muchos de ellos van y vienen en la escena musical. La comparación es válida con respecto a Michael Jackson o Madonna, artistas que llevan (o llevaron) carreras ininterrumpidas, durante las cuales se mantuvieron de gira o grabando discos por largos períodos.

En contraste, vale citar el caso de Guns N' Roses, cuyos miembros tuvieron una separación bastante turbulenta.

Anuncios

Los rumores de su reencuentro se centraron en la necesidad de que el cantante Axl Rose se reconciliara con el guitarrista Slash. Entonces, los medios del mundo se llenaron de especulaciones sobre quién perdonó a quién. Aunque, finalmente, es muy probable que no se sepan las condiciones que permitieron el reencuentro, la última gira de este grupo ha sido de las más redituables de 2016.

Hasta septiembre, Billboard calculaba que las ganancias del tour de Guns N' Roses llegaban a los 116.8 millones de dólares. Esta cifra, si bien impresionante, se queda corta si se toma en cuenta que cuando el grupo inglés Led Zeppelin fue tentado para realizar una última gira mundial se llegó a mencionar que estarían en la mesa ingresos aproximados a los 800 millones de dólares.

Puede que mucha de esta información solamente busque mantener con vida el interés del público en la música de los grupos que ya no están activos.

De manera similar a lo que puede verse cada vez que un cantautor célebre fallece, la industria aprovecha los rumores que surgen para alimentar la especulación y reactivar las ventas de sus discos más antiguos.

Anuncios

Al menos, esto puede tener sentido en relación con el caso de la venta de álbumes físicos. Según información de la consultora Nielsen recopilada por el sitio web Statista, mientras que en 2007 se registraron ventas de 500 millones de discos físicos en los Estados Unidos, el año pasado apenas se superaron los 200 millones.

El cine y la televisión operan de manera similar. La realización de remakes y el reestreno de las viejas series que tuvieron éxito, o de spin-offs basados en ellas, demuestra que el mercado de la nostalgia es uno de los que deja los mayores réditos a las compañías involucradas en su realización.

Al menos, en el negocio de la música parece que no requiere de mucha inversión. Basta con remasterizar las grabaciones originales, o con agregar canciones inéditas, para que los fanáticos se convenzan de volver a consumir la música de estos autores.

Hoy, la posible reunión de Smashing Pumpkins ya emociona a la industria, la cual seguramente planea que se lleven a cabo giras internacionales, donde muchos esperarán que se puedan volver a escuchar las canciones que dieron éxito a esta agrupación en los noventa. #gunsnroses