El teatro Degollado de Guadalajara, al igual que muchos teatros en #México y alrededor del mundo, ostentan en su ornamentación exterior las figuras mitológicas de Apolo y las nueve musas, provenientes de la #Mitología griega, este conjunto escultórico, realizado por el artista guanajuatense (tapatío por adopción) Benito Castañeda Arredondo y concluido en mayo de 1964, reúne muchos simbolismos que aportan a la cultura del espectador; haré aquí una síntesis del significado de las figuras que aparecen y su porqué.

Algo de mitología

Inicialmente, las nueve musas son las inspiradoras de las ciencias y las artes, de forma que un recinto como un ágora o un teatro son las plataformas ideales para que se manifieste su influencia en la actividad del hombre.

Anuncios
Anuncios

Apolo, hijo se Zeus y Leto, es el ideal de belleza masculina y figura central del pórtico. Aquí la mitología se enreda en diversos árboles genealógicos; muchos autores sostienen que las musas son hijas de Apolo y Mnemosine, siendo esta la versión más conocida y aceptada.

Las nueve musas

Las figuras en el pórtico del teatro Degollado de Guadalajara de izquierda a derecha corresponden a: Urania “la celestial”; musa de la astronomía, poesía didáctica y las ciencias exactas,Calíope “la de la bella voz”, poesía épica, elocuencia y belleza, Terpsícore “deleite en la danza” inspiradora de la danza y poesía coral,Erato “la amorosa”; musa de la poesía erótica, Apolo, de quien hablaremos líneas abajo, Euterpe “la muy placentera”; musa de la música, inventora de la doble flauta, Melpómene “la melodiosa” musa de la comedia trágica; porta un puñal y la máscara de tragedia, Talía “la festiva” musa de la comedia y de la poesía bucólica, Polimnia “la de muchos himnos”, musa de los cantos épicos y Clío “la que ofrece gloria”; musa de la historia, proveedora de las epopeyas que enriquecen a la poesía, teatro, danza y cantos.

Anuncios

Complementan el conjunto cuatro figuras de amorcillos. Su función es otorgar equilibrio visual en la composición. Apolo está rodeado por tres simbolismos; el primero es la corona de laurel, herencia de su desdeñado amor por la ninfa Dafne, a quien Cupido en venganza por las burlas de Apolo, hiere con una flecha de plomo para que no pueda amar, mientras Apolo es herido con una flecha dorada. Dafne, ante el acoso de Apolo pide a su padre que la proteja, convirtiéndose en un árbol de laurel. La lira de hierro que sostiene esta figura obedece al orden de ser dios de la música fue forjada para él por Hermes. El cisne alude a su nacimiento; al descubrir Hera que Leto estaba embarazada de Zeus, prohibió que diera a luz en tierra firme, Leto encontró la recién creada isla flotante de Delos, rodeada de cisnes la cual no era tierra firme dando a luz allí.

En otras localidades, como el teatro Juárez en la bella ciudad de Guanajuato, las musas custodian al edificio desde diferentes espacios en su parte superior, sin embargo, en este teatro no aparece ni la figura de Apolo ni la de la musa Erato, la correspondiente a la poesía amorosa y erótica.

Anuncios

La próxima ocasión que el lector pasee por la Plaza de la Liberación en Guadalajara y mire hacia el oriente, contemple esta obra que conjuga las medidas del pórtico del panteón de Agripa en Roma, la mitología griega y el talento de un humilde escultor mexicano, en un conjunto que eterniza la inspiración que todo hombre amante del arte y la cultura busca en estos recintos. #Cultura Jalisco