Si entras a la librería Loganberry Books en Cleveland, Ohio, verás que gran parte de los #Libros están volteados así:

Con ayuda de sus empleados y algunos voluntarios, la dueña del lugar Harriet Logan, volteó todos los libros de ficción escritos por hombres, escondiendo su colorido lomo.

"Quería hacer algo provocativo e interesante por el Mes de la Historia de la Mujer y mostrar la disparidad de las mujeres que trabajan en este negocio", explicó Logan. Aproximadamente 10 mil libros de ficción en su librería, casi dos tercios, son escritos por hombres.

Anuncios
Anuncios

La brecha de género en la publicación de libros no se limita a obras de ficción, también se refleja en otros géneros. Las mujeres aún enfrentan grandes dificultades para que su trabajo sea publicado, algo que muchos hombres en la industria siguen sin reconocer.

Aunque parezca que existe el mismo número de autoras mujeres que hombres, le realidad es que las estructuras de poder en el negocio siguen dando preferencia a los hombres, lo que lleva a que sus obras sean más exitosas.

En 2011 un estudio de VIDA, un grupo literario de mujeres, encontró también que muchos más hombres que mujeres escriben reseñas de libros para grandes #publicaciones como el New York Times y la mayoría de los libros de los que hablan son escritos por hombres también.

Anuncios

En pocas palabras encontraron que el trabajo de las mujeres en este negocio es subestimado.

En 2015, la autora Catherine Nichols, se hizo famosa por hacer un experimento con su propia novela. Tras mandar el mismo manuscrito a decenas de agencias bajo su propio nombre y bajo un nombre masculino, que ella misma inventó, encontró que recibió muchas más respuestas con su nombre inventado, 8.5 veces más que con su propio nombre.

Este tipo de historias muestran por qué muchas escritoras prefieren publicar su trabajo bajo otro nombre o bajo algún pseudónimo. La propia J.K Rowling incluso admitió tener miedo de poner su nombre en la portada de sus libros porque pudo haber afectado a las ventas.

Esta inigualdad muestra por qué Logan decidió honorar a las mujeres en su mes, desafiando a que los amantes de los libros reflexionen más sobre lo que compran.

"Leer, y especialmente leer ficción, es una herramienta espectacular para crecer empatía, para entender mejor y tener una mayor perspectiva de otros lugares y personas que son diferentes a ti".

Anuncios

Agregó que no sólo es importante leer más libros escritos por mujeres sino de otros grupos que también son minoría. "Esa es una herramienta educativa importante, sin importar la edad".

Señaló también que con esto no pretende oponerse a desestimar lo que han logrado los autores hombres, sólo intenta mostrar una situación injusta en una industria que lleva décadas creciendo y transformándose. Logan invitó a que todos vean a su propia pila de libros en casa y se aseguren de leer más libros escritos por mujeres o de otros grupos de los que generalmente no se lee.

"Al escuchar otras voces aprendes a ser más empático, a ser más constructivo sobre el mundo y te das cuenta que no eres el único". #sexismo