El primer personaje Gay de Disney

No era de extrañarse, pero sólo era cuestión de tiempo para que #disney incluyera a un personaje #LGBT en una de sus películas. Sin importar dónde esté la opinión del público en general, la noticia es relevante; estamos en 2017 y la necesidad de inclusión en tiempos donde una persona puede decir 'grab them by the pussy' y ser electo presidente de los Estados Unidos, es necesaria.

Homosexualidad y feminismo

William 'Bill' Condon, director de la película, anunció que LeFou sería un personaje abiertamente gay; incluso, aseguró que una de las escenas sería exclusivamente al respecto. Esto es una decisión acertada por parte de Disney, ya que es necesaria la diversidad en un mundo que, hasta hace poco, sólo hablaba de princesas caucásicas y hombres dispuestos a morir por ellas.

Anuncios
Anuncios

Pero esto no es nuevo, Disney, en los últimos años, ya nos había dado guiños sobre la posible orientación sexual de sus personajes. No olvidemos a Elsa, cuya personalidad cautivó a la comunidad LGBT del mundo e, independientemente de eso, dio un discurso actual y atinado sobre el rol de la mujer moderna como líderes auto-suficientes, sin la necesidad de ser salvadas o desposadas por hombres. Sentimiento que comparte Emma Watson y del cual ha impregnado a su personaje 'Belle' en la mencionada adaptación "La bella y la bestia".

¿Afectará a las taquillas?

Sin duda, en países como México y Estados Unidos, donde existe una nueva visión de la sexualidad y donde es legal para la comunidad LGBT, casarse en casi cualquier Estado, no reflejará ningún problema inicial, pero probablemente se pierdan los boletos de las familias y sectores más conservadores que creen que en una película sugerida para toda la familia no se deberían mostrar este tipo de contenidos.

Anuncios

Habría que ver qué sucede con esta película en países del medio oriente donde suelen censurar y prohibir este tipo de contenidos.

Lo mejor que Disney puede hacer

Este tipo de inclusiones es, sin duda, una de las mejores cosas que Disney puede hacer por su marca y contenido. Dándole espacio a esas voces que de alguna otra manera sienten la represión social sobre sus yugulares, mantendrán la conversación en la boca de todos y posiblemente, con el tiempo, podrán normalizar lo que a leguas desde siempre ha sido normal.