El Teatro Metropolitan recibió en la primera de cinco noches (2, 4 y 5, 16 y 17 de marzo) que ofrecerá #Conciertos la cantante y compositora #Natalia Lafourcade que después de llenos totales en el Plaza Condesa, el Auditorio Nacional y de varios meses de ausencia en los escenarios regresó para deleitar a sus fans con un visita a los éxitos del pasado, sus más recientes canciones y un adelanto a lo que será su próxima producción discográfica.

En punto de las 20:45 inició el recital con Vámonos Negrito, seguida de Antes de Huir, demostrando que el gusto de sus seguidores se mantiene despierto y así fue a lo largo de las más de dos horas donde se mantuvieron al borde de la histeria y efusividad colectiva.

Anuncios
Anuncios

Con el éxito de Hasta La Raíz corearon al unísono en todo el recinto con la música y cadencias latinoamericanas, seguidas de Lo que Construimos, Ya no te puedo Querer y Nunca es Suficiente de su reciente producción de Hasta La Raíz, Edición Especial, acompañada de excelentes músicos como Daniel Zlotnik y Gustavo Guerrero, quien ha sido el director artístico de la banda.

“Esta canción la dedico a las cosas simples, bonitas…” Continuaba la noche y vinieron las canciones Palomas Blancas, No Más Llorar y Para Qué sufrir. “Respiro hondo, respiro profundo. De un clavado al agua me limpio de los restos que mi piel recuerda de ti”. Recordando el pasado empezando por la canción Amarte Duele que fue tema de la película con el mismo nombre, Casa, En El 2000 con nuevos arreglos jazzísticos y el éxito de su primera producción, Elefantes.

Anuncios

Después la interpretación al piano de Amor de mis Amores y Azul, que fueron aplaudidas y vitoreadas por los fans que no se cansaban de gritar “Te amo Natalia”. “Tu me haces sentir bien… eres mi lugar favorito en este mundo”. Así lo manifestaba al interpretar Mi lugar favorito. Con las canciones Limosna y Aventurera incluídas en el disco Mujer Divina y su homenaje al “Flaco de Oro”, Agustín Lara cerraría la parte de nostalgia para dar paso al despecho con Ella es Bonita, canción dedicada a la chica que le quitó a un novio, explicando que el coro es una forma sutil de “mandarla a chin... a su madre”.

Con un emotivo homenaje al recién fallecido Juan Gabriel, interpretó la canción que grabó a duo con el Divo de Juárez: Ya no Vivo por Vivir. Vendría un encore con una premisa, la canción Duele que nunca había cantado en vivo en forma acústica y con una luz cenital interpretada con gran sentimiento. Y finalmente después de un vídeo donde mostraban los detalles de la nueva producción "MUSAS. Un homenaje al folclore latinoamericano", subieron al escenario Los Macorinos para acompañarla en los boleros románticos: Tu me acostumbraste, del cubano Frank Dominguez, Soledad y el Mar y finalmente Tu Si Sabes Quererme de la autoría de Natalia con las que cerró una noche de canciones de amor y desamor, locura, ternura, delirio y mucha pasión por la música. #Cultura Ciudad de México