El Pueblo de la Candelaria en Coyoacán, llevó un año más a cabo la celebración del Vía Crucis de Semana Santa, la cual se escenificó principalmente en el atrio de la Iglesia de la Candelaria y la crucifixión culminó en el deportivo Huayamilpas de la misma demarcación.

Cientos de personas se dieron cita en el atrio de la Iglesia desde el día miércoles, para atestiguar el trabajo actoral de cada uno de sus integrantes, mostrando una tradición y fervor por el acontecimiento ya que ni la lluvia minó el espectáculo obsequiado por el grupo actoral, sino al contrario, haciendo que este evento, así como en Iztapalapa, tuviera un toque de misticismo.

Anuncios
Anuncios

Cerca de 80 actores pertenecientes al grupo Salvador Novo, Candelaria Coyoacán, encabezados por Martín Morales, Pedro Balderas y Juan Martínez, se dieron a la tarea de protagonizar el famoso y esperado Vía Crucis de Semana Santa en el atrio y calles del Pueblo de la Candelaria en la delegación Coyoacán.

El pueblo de la Candelaria es reconocido por sus festividades alusivas a lo Prehispánico y a la época Colonial, sobre todo a la época que data de la evangelización española.

Entre los actores a dicho acto, destaca el trabajo de los hermanos: Roger y Marlen Belmont Moreno, quienes con sus personajes de Ezra, un sacerdote de Sanedrín y Miriam, hermana de Lázaro y con un personaje adicional el cual limpia el rostro de Jesús rumbo a la crucifixión, conmocionaron a los asistentes que se dieron cita en dicho lugar.

Anuncios

En entrevista para Blasting News, los hermanos Belmont Moreno, coincidieron en que ha sido una de las mejores experiencias en dicha representación y poder ser parte del elenco del Vía Crucis de Semana Santa por lo cual, se encuentran motivados y a la espera de que el año siguiente puedan participar nuevamente y buscarán un papel más emotivo en la representación.

Después de concluir el Vía Crucis con la crucifixión de Jesús de Nazaret en el deportivo Huayamilpas, los actores que participaron en dicho reparto fueron objeto de un merecido reconocimiento de parte de los integrantes del grupo Salvador Novo, Candelaria Coyoacán, quienes disfrutaron de un suculento ágape por el gran esfuerzo desarrollado durante los trabajos efectuados para llevar a cabo la escenificación.

Cabe destacar que la escenografía ayudó a través del juego de luz y sonido a que la representación de la Pasión de Cristo fuera más vivencial, y sin duda, el Cristo que la escenificó, a quien dejaremos en el anonimato, nos remonta al Jesús de la película Ben-Hur en la escena con las leprosas. Sin duda una gran representación. #Cultura