Es difícil concebir a un joven de solo 21 años haciendo declaraciones tan frías como las hechas ante la prensa y las autoridades por el ciudadano ruso Philipp Budeikin, creador y promotor del fatídico reto conocido como "La Ballena Azul" . Este tenebroso "juego" funciona mediante distintos desafíos que los adolescentes deben cumplir hasta sumar 50 y que casi siempre terminan con la incitación al suicidio entre adolescentes de 12 y 14 años. Una vez involucrados los niños son amenazados con el asesinato de su familia en caso de que se arrepientan de llegar hasta el final. El "progreso" debe ser publicado a través de las redes sociales, específicamente #Facebook y Twitter.

Anuncios
Anuncios

"Sí, realmente lo hice. Murieron felices, les di lo que no tenían en la vida real: comprensión, calidez y comunicación" declaró a los medios Budeikin según publica el sitio web Saint Petersburg. Se estima que el número de menores instados a quitarse la vida en Rusia fue de 130. El joven agregó que el resultado demuestra la teoría del efecto que sobre nuestro sistema nervioso tiene la falta de sueño: "Si se viola el régimen (dormir entre las 9:00 pm y 8:00 am) la mente se vuelve más accesible a la acción".

En otro momento de sus declaraciones confesó: "He recibido solicitudes de suicidio de todo tipo de candidato, reservándome el derecho de decidir si los detenía o los impulsaba hacia el final", relató con increíble tranquilidad.

Otra de sus teorías menciona la diferencia entre "personas y residuos degradables", estos últimos, según su extraviado criterio "no poseen valor para la sociedad y solo le harían daño.

Anuncios

Estaba limpiándola de ellos", aseguró.

Sería difícil calcular el número real de víctimas de "La Ballena Azul" que dio inicio en el año 2013 y que creó 8 grupos suicidas, acción por la que Philipp deberá responder ante la justicia de la Federación Rusa.

Presuntamente se espera un largo proceso judicial al converger circunstancias complejas que dificultarían un veredicto justo y rápido como son: la salud mental del joven ruso, la posible minoría de edad al momento de poner en práctica el nefasto experimento (los límites de edad que marcan la mayoría difieren de un país a otro) y haber trascendido fronteras ocasionando víctimas a nivel internacional entre otras particularidades.

Algunos sitios web han publicado detalladamente los 50 pasos que componen el reto con el fin de que los padres puedan identificarlos y evitar cualquier conducta flagelante o sospechosa en sus hijos.

Casi siempre tendemos a ignorar o restarle importancia a aquellas noticias que se originan en una geografía lejana sin percatarnos de que en tiempos de redes sociales la distancia es relativa y que es preciso estar al tanto de lo que hacen nuestros hijos adolescentes, porque un "click" puede hacer la diferencia entre la vida y la muerte. #Internet #Educación