El presidente de la Autoridad de Telecomunicaciones de Pakistán, Ismael Shad junto a las máximas autoridades paquistaníes, han exigido a los directivos de la red social Facebook que interfiera para detener el contenido blasfemo en ese país, reiterando que cualquier ciudadano que publique o comparta comentarios considerados inaceptables y contrarios al Corán, podría estar enfrentando condenas extremas como la cadena perpetua o la pena capital.

Por su parte, la red social ha bloqueado 62 páginas mientras que el gobierno ha cancelado otros 45 sitios web. Este paso ha sido visto con beneplácito por parte de los ejecutivos musulmanes, quienes han declarado que: "vemos muy positivamente que el más alto nivel de #Facebook haya respondido y tomado esta cuestión en serio".

Anuncios
Anuncios

Según las declaraciones de las autoridades más del 85% de lo que se considera ofensivo ha sido eliminado en las últimas semanas, lo que califican como un verdadero logro teniendo en cuenta la extensión de la plataforma social que no ha hecho declaraciones oficiales al respecto.

El Tribunal Superior de Islamabad informó que ya se han hecho arrestos de varios ciudadanos, acusados de promover material anti-islámico lo que se verifica a través del escrutinio de móviles, computadoras y cualquier otro dispositivo electrónico, lo que ha despertado serias preocupaciones en los youtubers y bloggueros paquistaníes.

La población cristiana en Pakistán no supera el 2%.

Aunque la ley contra la práctica de la blasfemia fue dictada desde los tiempos de la colonia inglesa, sus estatutos fueron radicalizados a partir de 1980, cuando el dictador Mohamed Zia Ul Haq decidió endurecer las leyes adoptando sanciones tan extremas como la pena capital.

Anuncios

Cabe aclarar que aunque en varias oportunidades la fiscalía ha propuesto la pena de muerte a un acusado, ningún ciudadano pakistaní ha sido ejecutado bajo esta figura delictiva. El caso más reconocido fue en el 2010 cuando Asia Bisi de tendencia cristiana fue condenada a muerte, por insultar al profeta islámico Mahoma, mientras lavaba junto a un grupo de mujeres. Su caso que está siendo monitoreado por la organización de #Derechos Humanos Amnistía Internacional.

Estos eventos han provocado que Facebook se coloque en el centro de una gran polémica, ya que creyentes de otras denominaciones religiosas exigen que se les conceda igual beneficio por parte de las plataformas sociales, especialmente el cristianismo que "continuamente es atacado e irrespetado en páginas de Facebook y canales de Youtube" según declaraciones de líderes representantes de la Iglesia Cristiana.

Un grupo de representantes de la red viajará esta semana a Pakistán para sostener conversaciones con las autoridades al más alto nivel. #Redes Sociales