La celebración de la Semana Santa y el Domingo de Pascua sin duda es un gran acontecimiento en nuestro país; no obstante, existen ya algunas conmemoraciones famosas de esta semana como la Pasión de Cristo en Iztapalapa. Sin embargo, una que particularmente me agrada bastante, no sólo por ser una celebración hidalguense, sino porque es una celebración muy colorida y llena de alegría es la “Lluvia de Pétalos”, la que ocurre al iniciar la misa del Domingo de Resurrección en un pequeño poblado localizado en el Corredor de la Montaña en el Estado de Hidalgo. Rodeado de montañas y bosque, encanta no solamente por su fiesta, sino por su tranquilidad y aire puro que se respira, donde también se perciben las notas de café de olla recién preparado, y su toque particular de canela.

Anuncios
Anuncios

No se sabe con exactitud cómo comenzó esta tradición, se dice que tiene más de 100 años ya, en el que año tras año, un grupo de hombres sube a la parte superior del templo donde ya se encuentran los pétalos de rosa listos para soltarlos cuando la multitud está congregada al interior del templo esperando a que comience la misa de resurrección.

Al terminar la misa de resurrección, tiene lugar un pequeño carnaval en el cual "Judas" desfila por todo el pueblo acompañado de la gente del pueblo con banda de viento y tambora, al terminar el recorrido de la comparsa, se lleva a cabo la tradicional quema de los "Judas". Pero aquí no acaba la fiesta, posterior a eso, en el kiosko principal hay bandas de música, actividades para niños y adultos, y en la noche hay una baile para toda la gente.

Anuncios

Situado a tan sólo 120 km de la Ciudad de México en dirección hacia Pachuca, Hidalgo y posteriomente, tomando la carretera hacia el corredor de la montaña, Mineral del Chico es una comunidad que cuenta con la denominación de Pueblo Mágico, además, cuenta con la infraestructura necesaria para realizar otras actividades de aventura como rapel, senderismo, pesca, entre otros; así como con lugares para probar comida típica del lugar tal como una buena sopa de setas.

No cabe duda que viajar al poblado de Mineral del chico en este Domingo de Pascua es una aventura que bien vale la pena realizar pues el visitante encarará una experiencia inigualable acompañada de naturaleza, bosque, montañas, agua, y un clima templado espectacular. No se trata de ser creyente o no, se trata de ver una bonita tradición que sucede en nuestro país desde tiempos antiguos y permanecerá en la memoria de quien la presencie por muchos años. #mineraldelchico #pueblosmagicos" #cultura hidalgo