Semana Santa pasó en un abrir y cerrar de ojos, mientras que los feligreses quedaron muy contentos al celebrar de nueva cuenta la pasión y resurrección de Jesucristo en el pueblo de San Andrés Mixquic, el pasado jueves santo, los mixquitenses alrededor de las 20:00 hrs volvieron a representar la aprehensión de Jesús en el barrio de San Miguel. Romanos con largas lanzas, con vestimenta de colores morado, verde, negro, azul, amarillo y rojo, con lentejuelas y distintos bordados en las capas, "esta vestimenta que traigo tiene alrededor de 30 años o más, mi padre la utilizó y mi hermano es quien la está usando, yo tuve que comprar la mía", nos comentó un romano, esto hace que se les distinga de las demás personas, con cascos que les ayudan a cubrir su identidad.

Anuncios
Anuncios

Jesús, es representado por una imagen de tamaño casi real al de una persona, va vestido de color morado, corona de espinas y en postura de rendición, misma imagen que es llevada en un remolque después de realizar la aprehensión la cual va resguardada por los romanos, estos llevan astas con banderas formadas por diferentes cuadros de múltiples colores, la gente por su parte, va rezando y acompañando en el camino hasta llegar al atrio de la iglesia.

La imagen de Jesús es bajada y colocada en una pequeña habitación, la cual se vuelve cárcel, los barrotes son adornados con naranjas, ramos, cadenas de papel en color blanco y morado y la leyenda de "JHS", lugar desde donde la gente, observa con compasión, hasta que de repente se escucha el sonido de una flauta y de tambores anunciando el relevo de cada guardia, por lo que cada romano toma su posición para ondear las banderas multicolores, cada una dura entre 10 y 30 minutos, "aquí las guardias duran toda la noche, por eso, es que hay relevos, para que uno pueda descansar, sino imagínate lo cansado que sería estar parado", nos dijo un romano.

Anuncios

La situación se ve amenizada cuando llegan los representantes de la sociedad y reparten tamales, cocoles y un vaso de atole calientito para los asistentes y para quien no guste de atole, los habitantes de #Mixquic instalan una pequeña feria de la nieve, que comienza desde el día lunes 10 hasta el domingo 16, donde se puede disfrutar de sabores como piñón, chocolate, tequila, queso, fresa, oreo y demás sabores, acompañados de mermelada de fresa, galletas maría y suavicremas.

Las mesas son abarrotadas por devotos que compran vasos desde los 5 pesos hasta los 25 pesos dependiendo de que sabores quieran probar, ya sea en vaso o en charola de galleta.

#semana santa seguía su curso y el viernes 14, alrededor de las 9:30 am comenzó la procesión, que inicia desde la puerta de la iglesia y pasa por las 4 capillas de los barrios San Miguel, Los Reyes, San Bartolo y San Agustín, las calles son adornadas con papel picado que dice: "viva Jesucristo", en las paredes de las casas, son colgados racimos de uvas y de naranjas, así como de palmas, la gente se amontona para seguir el paso de Jesucristo y del padre que lee pasajes de la biblia, el calor está a todo lo que da, por lo que las sombrillas comienzan aparecer, las botellas de agua que son regaladas por una señora: "me da dos botellas señora, mamá, tú también vas a querer una", gritaba una joven entre la multitud.

Anuncios

El recorrido duró un poco más de 3 horas, los asistentes ya se veían agotados por el calor y el ayuno que llevaban, pero la devoción es más fuerte, al ver de regreso la imagen de Jesús ahora cargando la cruz donde va ser crucificado y de las imágenes de Juan y María, la gente quedó satisfecha, por lo que de nueva cuenta asistieron a comer una nieve para quitarse la insolación que ya traían.

El sábado 15 por la tarde, los barrios de San Miguel, San Bartolo, San Agustín y los reyes adornan canoas con arreglos florales, con la imagen de cada santo que los representa en su barrio, las canoas son llenadas con agua, que es bendecida a las 12 de la noche por el padre, en señal de la gloria.

Para cerrar el domingo 16 se realiza una misa a medio día, al término de esta, el agua que fue bendecida es repartida entre los asistentes por el padre.

Esperamos que para el próximo año esta tradición se realice con la misma pasión como se ha demostrado, así como la nieve que nos espera para ser devoradas con pasión. #tradición