Porque el amor hacia los motores va más allá de los automóviles: este sábado 22 de abril se reunieron más de 15 #motoclubs en el #monumento a la revolución para celebrar el tercer aniversario de Bikers Unidos; #motoclub consolidado cuyas sedes de CDMX y Cuautla fueron las asistentes principales. Fiesta, concursos, música en vivo y actividades altruistas estuvieron a la orden del día para cumplir con la celebración en la que no solo las motocicletas dieron de qué hablar.

El punto de encuentro fue el monumento a la Revolución. El camellón, banquetas y paseo peatonal fueron ocupados por motocicletas de todos modelos: Deportivas, Chopper, enduro, naked y motonetas estuvieron presentes.

Anuncios
Anuncios

Todas, en tamaño, modelo y año, se encontraban formadas, con sus metálicos cuerpos, brillando bajo los rayos del sol. Ahí lo miembros de motoclubs como “Guardianes nocturnos”, “cobras picacho”, “Quetzal independientes” (por mencionar algunos) se encontraban presentes, mostrando sus “colores” (escudos). Hombres y mujeres en cantidades cercanas a las 400 personas, de edades, creencias y profesiones varias, unidos por una pasión.

Llegado el plazo de espera, las casi 300 motocicletas se movilizaron hacia su destino; El Centro cultural y deportivo video grafo Avecur en Azcapotzalco. Marina nacional y Aquiles Serdán fueron avenidas testigo del recorrido lleno de seguridad como: Escoltas policiacas para marcar la ruta y uso obligatorio de cascos (requisito indispensable de los motoclubs)

Porque no todo el amor es hacia las motocicletas

En el recinto, encabezados por la mesa directiva del motoclub: Ignacio Álvarez (secretario), Juan Varela (Vicepresidente), Leonardo Doctor (srg armas), Repsol (co-fundador) y Dylan Coen (fundador/presidente) el festejo comenzó.

Anuncios

Concursos de “vencidas”, premios a las chicas más sexys y a los hombres más fuertes, bandas de rock en vivo, comida, bebidas y zona de tatuajes alegraron el ambiente. En un lugar donde la entrada era pública; familias, incluyendo niños y adultos mayores, buscaron un ambiente de festejo sin discriminación ni critica.

Y por si pensabas que lo único que hacían era hablar de motos, ser rudos, y hacer rodadas, déjame decirte que estás muy equivocado. Entre las labores, no solo del festejo, sino como algo intrínseco en sus actividades, están las del tipo altruistas: donación de comida para albergues de perros, ayuda en asilos de la tercera edad, donaciones para las quimioterapias de niños con cáncer y aportes para niños huérfanos y personas en situación de calle. Ya que ellos se toman muy enserio la oportunidad de ayudar y hacer algo por su comunidad. En palabras del presidente/fundador:

“Todos somos como una familia, con todo y diferencias, no ayudamos y apoyamos”. “Siendo una familia tan grande podemos ayudar a otras personas que necesitan de una”.

Ejemplo hubo esa misma noche, donde se rifó un casco y una chamarra anti derrape para ayudar a la próxima operación de corneas del hijo de uno de sus integrantes.

Anuncios

La fiesta siguió pasada la medianoche bajo la animación de Danny Boy, con la presencia de Deportes digital HD y “Tatuajes Master Cruz”. El Slam se inició con la segunda banda “Rock Epic” quien había sido antecedida, por los jóvenes y talentosos rockeros de “Barra libre”. Concursos de bebidas, rifas de botellas, y más entretenimiento estuvo a la orden del día en este tercer aniversario. Esperando que cada año, no solo este motoclub, sino todos los demás, sigan aportando color, ayuda y diversión.