Tradicionalmente, el 23 de abril es el Día de San Jorge en varias provincias españolas, como Cataluña, Aragón y Cáceres, y lo es también en Inglaterra, Portugal Bulgaria, entre otros países. La leyenda cuenta que Jorge era un militar romano que nació en el siglo III en Capadocia (actual Turquía) y un día el emperador en turno le ordenó que persiguiera a los cristianos, pero éste no quiso hacerlo, así que fue encarcelado y sometido a tortura hasta que el 23 de abril del año 303 fue decapitado. La Iglesia católica, tiempo después, lo declaró mártir y posteriormente santo.

La historia de San Jorge pasó de generación en generación hasta que en la Edad Media, a partir de las cruzadas, fue venerado como el Patrón de los Caballeros, haciéndose un santo popular en diversas partes de Europa (San Jorge también es el patrón de los Scouts, dado que este santo era el patrón de la caballería en Inglaterra).

Anuncios
Anuncios

Desde el siglo XV, en Cataluña, se celebra al santo y en el año 1667 el papa Clemente IX dio su aprobación para que la fiesta pudiera celebrarse allí de manera formal.

La leyenda de este santo fue creciendo y al mismo tiempo anexando varios relatos, aunque sin duda el más difundido ha sido el del dragón: San Jorge era un caballero que luchaba contra un monstruo que vivía en un lago y que tenía atemorizada a la gente. Este ser, para no acercarse a la población, exigía que se le entregasen dos corderos diarios. Así, sucedió un día que se quedaron sin corderos por lo que tuvieron que empezar a entregar a una persona diaria, elegida por sorteo. Uno de esos días, elegida al azar, le tocó el turno a la hija del rey y cuando el dragón iba a comérsela apareció San Jorge, quien, blandiendo su lanza, mató al dragón y así ésta fue salvada.

Anuncios

La razón por la que en el día de San Jorge se le regala una rosa a la mujer amada es algo que no se sabe con certeza, aunque lo que sí se sabe es que había una feria de rosas durante esta festividad, desde el siglo XV, en Cataluña y que la costumbre era regalar una rosa el 23 de abril a la mujer amada e ir por ella en la madrugada como señal de que se establecía un compromiso entre ellos.

A partir de que, a instancias del escritor y editor valenciano, radicado en Barcelona, Vincent Clavel Andrés, se estableciera la festividad del Día del Libro el 23 de abril (aunque primero se instituyó para el 7 de octubre y luego se trasladó, en 1930, al 23 de abril porque este día también se conmemoran las muertes de Cervantes y de Shakespeare), ambos festejos se unificaron con lo que se conoce ahora como el Día del libro y de la rosa o Día de Sant Jordi y del libro y se tiene por costumbre regalar una rosa a una amada, o incluso a familiares y amigos, y estos devuelven, con un gesto que rezuma romanticismo, un libro.

Anuncios

En Cataluña es una gran festividad tanto para lectores como para libreros y editores, pues es un gran día en cuanto a ventas.

Desde 1995, el día del libro se convirtió en una fiesta mundial, pues fue propuesto por la Unión Internacional de Editores y presentada la idea por el gobierno español a la UNESCO; así se proclamó que el Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor sería el 23 de abril.

En México es a partir de 2009, a instancias de Sealtiel Alatriste, entonces coordinador de la Difusión Cultural de la #UNAM, que comienza a celebrarse, a imitación de la fiesta catalana, La #Fiesta del Libro y la Rosa para que se fomentara la cultura de una manera lúdica, para que la gente viera al libro de manera cercana, en la calle, y con ello se le quitara solemnidad. En aquel año afirmó Alatriste: “Queremos hacer que la lectura sea para el público en general una actividad cotidiana, algo normal como ir al cine, al teatro o como escuchar música”.

Sin duda, ahora dentro de las ferias del libro que hay en nuestro país, La Fiesta del Libro y la Rosa en la UNAM es una de las más importantes y permite una cercana relación entre autores y lectores, lo que hace que el libro se contemple más cerca de la gente.

Este año, la celebración que comenzó el día 21 de abril, y que terminará el día de mañana ―y que incluirá conferencias, presentaciones de #Libros, funciones de teatro, danza, música y talleres―, se llevará a cabo en distintos recintos culturales universitarios, como el Centro Cultural Universitario, el Museo Universitario del Chopo, la Casa del lago Juan José Arreola, el Centro Cultural Universitario Tlatelolco, y el Antiguo Colegio de San Ildefonso, y rendirá homenaje a Juan Rulfo y a Gabriel García Márquez, porque este año se conmemora el centenario del natalicio de Rulfo (1917-1986) y los cincuenta años de la novela Cien años de soledad, de Márquez (1927-2014).

Así que esta es una buena oportunidad para acercarse a la cultura de forma lúdica y, a la manera catalana, festejar el amor por la pareja, o los amigos, regalando una flor y recibiendo un libro.