En nuestro idioma existen algunas palabras que provocan confusión, por tener grandes similitudes en su significado y escritura, tanto que muchos llegan a considerarlas como polimorfas, que son aquellas que admiten dos o más formas correctas de escritura, como el caso de manicero y manisero.

Anuncios

Conciencia y consciencia

No se trata de la misma palabra escrita indistintamente, en realidad cada una tiene definiciones muy diferentes, aunque en algunos casos se admitan como sinónimos.

Conciencia: Se refiere al sentido moral, al conjunto de valores que nos formamos durante la vida: "Debemos hacer conciencia del valor de las abejas para la biodiversidad".

Consciencia: Estado biológico de vigilia con el que nacemos. Estar despiertos mentalmente. Capacidad para percibir la realidad y reconocernos en ella."El golpe provocó que el paciente perdiera la consciencia durante varios días"..

Anuncios

No es correcto decir: "Mi consciencia no me permite robar" porque nos referimos a un concepto moral basado en la #Educación y los valores sociales, lo correcto sería: "Mi conciencia no me permite robar".

La conciencia se puede modificar, mientras que la consciencia es innata. Los lingüistas recomiendan - en caso de dudas - emplear el término "conciencia" que suele evitar el uso incorrecto de "consciencia".

Infestar e infectar

Otro capricho de nuestro idioma hace a estas dos palabras tan parecidas en su concepto y escritura, ocasionando errores con mucha frecuencia.

Infestar: Resultar invadido por organismos patógenos en forma de plaga; llenar un sitio de huéspedes hostiles: "El almacén se infestó de ratas"; "El vecindario se infestó de delincuentes"..

Anuncios

Infectar: Resultar invadido por microorganismos patógenos como virus y bacterias propensos a causar infección".

Puede decirse "La niña se infestó de piojos" pero nunca "La niña se infectó de piojos".

Las heridas se "infectan" por la proliferación de bacterias, nunca se infestan.

El recurso para diferenciar ambas palabras podría ser su condición microscópica o macroscópica.

Hostia y ostia

Habitualmente vemos la palabra "ostia" para representar el significado vulgar de frases como "mala ostia" o cualquier similar de carácter despectivo, pero el diccionario de la RAE deja claro que:

Hostia: "Hoja redonda y delgada de pan de ácimo con la que se comulga"; "golpe, trastazo, bofetada" haciendo que una misma palabra posea conceptos opuestos.

Ostia: "Ostra, molusco marino"..

Anuncios

La confusión proviene del parecido exterior de esta especie marina con el llamado "pan bendito" y la intención expresa de distanciar la palabra "hostia" de expresiones vulgares y malsonantes que pudieran parecer blasfemas.

Lo correcto es escribirla con H siempre que no se refieran al molusco.

Desvelar y develar

Al igual que en las anteriores, sus definiciones provocan confusión y algunos llegan a pensar que una de ellas es un disparate, pero ambas existen:

Develar: Descubrir (referente a cubierta), quitar el velo propiamente dicho."La joven coquetamente develó su rostro", (algo que fue velado con anterioridad).

Desvelar: En sentido figurado significa hacer público algo que era oculto. En sentido abstracto se desvela un secreto, un testamento, un nombre. "Se desveló el premio a la mejor película".

Aunque tienen algunas diferencias, lo cierto es que en muchas ocasiones pueden funcionar como sinónimos cuidando de no incurrir en ambigüedades, en aquellas zonas geográficas donde el uso mayoritario de "desvelar" sea la acción de perder el sueño o poner gran cuidado en lo que se tiene a cargo. En estos casos se recomienda usar la palabra "revelar" para evitar confusiones.

En estos tiempos en que las redes sociales nos exponen a tan disímiles textos lo recomendable es ante la duda, remitirse exclusivamente al diccionario actualizado de la Real Academia de la Lengua Española.

#Cultura #Libros