Al recorrer Venezuela en su parte occidental, los turistas se encuentran con maravillas naturales situadas en el estado Zulia, como el Lago de Maracaibo, con ciudades y pueblos unidos por los nueve kilómetros de largo del puente General Rafael Urdaneta. Al norte se despliega el pueblo de palafitos sobre la laguna de Sinamaica, adornado de palmeras y manglares, además los visitantes podrán divisar la isla de San Carlos con su fuerte homónimo, la isla de Zapara con sus atractivos médanos y la reserva de fauna de Los Olivitos.

Los viajeros que seleccionan este destino vacacional para disfrutarlo con sus familiales o amigos, podrán realizar un recorrido por los ríos Catatumbo y Bravo, que los llevará a descubrir otro valioso atractivo natural: las ciénagas del Catatumbo y sus pueblos de agua.

Anuncios
Anuncios

El estado Zulia ofrece este potencial natural en el marco de una industria petrolera unida a la gran riqueza agropecuaria de esta región, que se distingue igualmente por su gente amable y festiva que cautiva a muchos aventureros y favorece el turismo.

Esta ruta continúa hacia el estado Falcón, situado en el noroeste de Venezuela que se distingue por la brisa oceánica del Mar Caribe y su cálido clima. Coro es su capital que dispone de un atractivo casco colonial catalogado Patrimonio de la Humanidad, además del Parque Nacional Los Médanos de Coro, ubicado en los municipios Miranda, Colina y Falcón. Al norte, la península de Paraguaná cuenta con hermosas playas ideales para la práctica de deportes acuáticos, como el windsurfing.

Al sur de Falcón, los turistas encuentran la sierra de San Luis, con sus cuevas y ríos subterráneos plenos de leyendas.

Anuncios

Al oriente de este estado se encuentran Chichiriviche, San Juan de Los Cayos y Tucacas, unidos por el Parque Nacional Morrocoy y su franja costera colmadas de playas y cayos.

Artesanías y religión

Estas vacaciones también conducen a los visitantes al estado Yaracuy, situado en la región centro occidental del Venezuela, tiene como capital a la ciudad de San Felipe. Esta región se impone por su producción de artesanía y paisajes de montañas. Considerada como una tierra mítica de colorido y fe, debido al monumento religioso María Lionza.

El viaje continúa hacia los estados Carabobo y Aragua, que ofrecen diferentes playas que enamoran a los vacacionistas. Entre ellas se encuentran Quisandal, Cata, Choroní, La Ciénaga y Chuao. Sus brillantes aguas azules se combinan con los ríos que se despliegan por la selva nublada perteneciente a los parques nacionales San Esteban y Henri Pittier, lugares privilegiados para actividades ecoturísticas como la observación de las aves. #turismo cultural #Ecología #Cultura