Hay productos de la cultura pop que se vuelven generacionales. Discos y películas pueden convertirse en un hito que marque a millones. #Trainspotting, la película que hizo Dany Boyle en 1996, a su vez basada en la novela homónima de Irvine Welsh, fue una de estas marcas que abarcan una generación completa.

Anuncios

La mayoría de mis amigos de veinte y treintañeros vieron y crecieron con la marca de Trainspotting. Yo no la vi en su momento, ni un año o diez años después. Alguien me prestó una copia en DVD que tampoco vi. Y es que Trainspotting es una de esas películas que sirven para reunir a los amigos, comprar chatarra, cervezas y platicarla después.

Anuncios

Es por eso que su anunciada y esperada secuela, Trainspotting 2: Vidas al Límite (T2) tiene a una generación a la expectativa. ¿Amarla o destrozarla por el cariño y significado del filme de los 90? Este es el truco de la nueva entrega.

Trainspotting 2, La vida en el Abismo

Vi la cinta del 96 hace apenas un año cuando se anunció una continuación y entendí su importancia. Dinámica, libre, entre la fuerza juvenil y la reafirmación del sueño hippie: escoge la vida (Chose life, dice en un marcado acento escocés, su narrador). Este concepto hizo que la cinta se convirtiera en un referente musical, visual y existencial. De ahí la importancia de retomar, renovar o destruir una icónico filme con una secuela..

Anuncios

Basada libremente en la novela de Welsh “Porno”, T2 retoma a los personajes “Rent Boy”, “Spud”, “Sick Boy” y “Franco” Begbie 20 años después de los acontecimientos narrados en la cinta original. Las primeras secuencias anuncian lo que será este filme: nostalgia pura administrada en palmaditas, cachetadas, puñetazos y abrazos. Un ataque al corazón, calvicie y abandono. Los años no pasan en vano para Franco, quien los vivió en la cárcel, o para Spud enganchado a las drogas, y Sick Boy extorsionando y viviendo de retazos. Únicamente Mark Renton, (Ewan McGregor, el actor que hizo carrera internacional) parece no vivir en el abismo de Edimburgo.

Sin embargo a lo largo del metraje vamos descubriendo qué tan profundo es el límite de los personajes y sus problemas. T2 se encarga de mostrarnos con encuadres dinámicos, diálogos existencialistas, música retro y nueva, y una dirección impecable, que la nostalgia puede ser tramposa y mantenernos en el autoengaño. La ironía de esta película es utilizar lo nostálgico como crítica hacia sí misma, con el mundo y sus promesas y con las vidas atravesadas por las elecciones que hacemos y sus consecuencias..

Anuncios

Utilizando elementos renovados y mezclados con la cinta original, T2 muestra a sus personajes e historias como un gran fracaso que debe ser replanteado, reparado y hasta superado

La expectativa de los fans es válida pero su exigencia se debe a esperar repetir el hit generacional. Danny Boyle repite la dirección pero elige explotarla con dos fines: complacer al público fiel e invitarnos a regresar, mantenernos melancólicos, pagar la taquilla de todos los productos que ofrecen un pedazo de lo que nos gustaba, de cuando todo estaba bien o la otra. Hacer algo nuevo a partir de lo pasado, como Spud o Begbie que encuentran una salida a través del futuro, sea una hoja o un hijo, como ellos cuando se iniciaron en las drogas, los robos y la rebeldía.

T2 se alista para estrenar su soundtrack

T2 es una película que apela a la nostalgia de sus fieles, y que a partir de ésta, los lleva a elegir. Puede que el desapego a la cinta del 96 haga que aprecie así a T2, porque no sentí la música original, no levanto los brazos al escuchar Born Sipply de Underworld ni pasé la adolescencia corriendo entre tren y tren. Pero entiendo el puñetazo y el añorar la energía de romper lo establecido que hoy se no regresa. Quizá no estemos tan viejos e iracundos como Franco Begbie, perdidos y furiosos como Sick Boy o cansados y solos como Mark Renton, pero Spud puede invitarnos a salir del borde. De hecho este era mi personaje favorito de Trainspotting y quien en T2 es clave.

Quedarse a bailar, pelear otra vez y mostrarle al mundo que aún conservamos algo de jóvenes dentro de nosotros y madurar. Aguantar los golpes del tiempo y ser un espectador de nuestras vida. Escoge dice Trainspotting, pero escoge ahora. #DannyBoyle #Cine