Los turistas que van a México disfrutan de las agradables visitas al museo de Antropología, donde aprecian la evolución de distintas culturas precolombinas de este país, particularmente la maya y la azteca, como complemento de distintos paseos por la urbe, llenos de emoción, #Cultura y tradiciones que fascinan a sus visitantes.

Muchos recorren el Palacio Nacional, que data de la época del conquistador español Hernán Cortés. Aquí se encuentran los hermosos murales de Diego de Rivera, para la contemplación del #Arte de este país. Otra alternativa de esparcimiento la ofrece la catedral Metropolitana, cuya construcción duró tres siglos.

Anuncios
Anuncios

Para quienes valoran la devoción católica, la basílica de la Virgen de Guadalupe, patrona de México, es una excelente opción turística y religiosa que encanta a los visitantes y sus particulares atributos convocan a muchos feligreses.

Otro interesante recorrido, que muchos lugareños y extranjeros suelen realizar es el paseo por la plaza de las tres culturas: precolombina, colonial y moderna. Esta variada combinación refleja la evolución de las expresiones de arte de México, el desarrollo del trabajo de miles de artistas que - a lo largo de los años - han dejado lo mejor de su esfuerzo creativo, como legado para las futuras generaciones.

El escritor Camilo Ezagüi, autor del libro Los principios del #Turismo Moderno, describe estas bondades maravillosas de México, su encanto y brillo que cada año captan la mirada curiosa de quienes la visitan.

Anuncios

En sus páginas, el autor destaca la importancia de la visita a lugares colmados de cultura, como la zona arqueológica de San Juan de Teotihuacán.

Igualmente, llamativo resulta recorrer lugares típicos de belleza latina como la monumental Pirámide del Sol (siglo I) y la Pirámide de la Luna (siglo II), la ciudadela, el templo de Quetzacoatl y el palacio de las Mariposas. Por las noches, mucha gente acude al espectáculo de danzas folclóricas de Bellas Artes.

Los viajeros comparten momentos de alegría en la Plaza Garibaldi, o Plaza de los Mariachis, para deleitarse al aire libre de la música de los charros mexicanos y después tomarse una copa en un restaurante típico.

La suculenta gastronomía es un valioso rasgo cultural para los mexicanos y - muy especialmente - para el turista que se deleita con platillos típicos como las enchiladas, los burritos o tamales, entre otras delicias propias, que utilizan condimentos picantes y variadas salsas. ¡Así es México, llena de gente feliz!