Una corte de apelación en la ciudad de San Francisco, Estados Unidos, acaba de pronunciarse en contra de la palabra "googlear" como sinónimo de búsqueda en #Internet. Esto le permite al gigante de la red conservar la propiedad sobre la palabra y su marca registrada.

El pleito #legal fue entablado entre Google y dos ciudadanos norteamericanos en el año 2012 cuando David Elliot y Chris Gillespie compraron más de 760 dominios virtuales que terminaban en ".#Google". Los ejecutivos de la famosa firma decidieron demandar a los inversores por ciberocupación. La defensa de Elliot y Gillespe defendió a sus clientes con el argumento de que la palabra "google" era un término genérico que significaba "buscar algo en Internet".

Anuncios
Anuncios

La Corte de Apelaciones de Arizona desestimó estos argumentos apoyando su decisión en que: "En todos los diccionarios conocidos, la primera acepción que aparece para el vocablo Google, hace referencia a la marca registrada para el motor de búsqueda".

Otras palabras provenientes de marcas registradas

Pero esta no es la primera batalla por un nombre de un producto, todavía en nuestros días llamamos "aspirina" a la tableta de ácido acetilsalisílico que con fines medicinales creó la compañía Bayer. En la Unión Europea se mantiene una intensa campaña comercial e informativa para impedir que el gigante farmacéutico pierda su distintivo de marca registrada.

Actualmente muchos términos de los empleados para uso cotidiano provienen de nombres que fueron marca registrada y hoy son genéricos: maicena, chupachups, clínex, jacuzzi, licra, nailon, teflón, pampers, mentolato, rímel, vaselina, celofán, plastilina, crayola, curitas y más recientemente wifi que tiene su origen en la marca "Wireless Fidelity".

Anuncios

Palabras con propietarios

Superhéroe: En 1979 las editoriales norteamericanas Marvel y DC Comics registraron el término que había sido creado en 1917 y que designa a un personaje con poderes extraordinarios. Sus derechos son del 50%.

Olímpico: Este adjetivo de origen griego es propiedad del Comité Olímpico Internacional que ha llegado a cuestionar su uso en otras competencias alternativas.

Jacuzzi: Los siete hermanos que llevaron este apellido, fueron los que patentizaron la bañadera de hidromasaje.

Joy: En español equivale a felicidad y es propiedad de Nestlé, la gran compañía alimentaria suiza.

J.R. R. Tolkien: Las iniciales del autor del famoso "Señor de los Anillos" fueron legalmente registradas por la compañía que administra sus derechos de autor.

Zilla: El sufijo japonés usado en los Marines Espaciales forman parte del patrimonio de quien creó los personajes de la serie.