Empoderamiento, una palabra con un significado potencialmente intenso. ¿Qué es empoderarse? ¿Igualdad de género, mayor participación de la #mujer en las organizaciones? ¿Un término acuñado en la Naciones Unidas y los Derechos Humanos?

A mi parecer, el empoderamiento de la mujer no sólo va en un sentido de trabajo o actividad económica. A lo largo de la historia, las mujeres han tenido un papel figurativo y muy profundo. El rol femenino ha abierto la #conciencia y han sido en los últimos tiempos quienes están más cercanas a la expansión y el crecimiento espiritual. No con esto quiero descartar a los hombres, pues afortunadamente, la presencia masculina en la expansión de la conciencia se ha hecho cada más presente.

Anuncios
Anuncios

No obstante, la mujer tiene un don muy abierto de la sensibilidad, sin miedo a mostrar sus emociones, lo que hace que haya una empatía más fuerte con el otro.

La fuerza interna de las mujeres se ha hecho prominente. En estos tiempos, el reconocimiento del valor de las emociones que las mujeres han decidido mostrar logra, en un trabajo personal, como consecuencia la confianza en sí mismas, un cambio alrededor de su sistema, un estilo de vida diferente, y una proyección de #crecimiento que desde una conciencia interior alcanza a proyectar ante los demás.

Ahora, las mujeres estamos decididas a romper estructuras, con un profundo trabajo personal el empoderamiento de la mujer ha creado oportunidades individuales y grupales que permiten sostener situaciones o acciones densas que llegan a afectar la conciencia colectiva.

Anuncios

Es decir, la toma de conciencia colectiva ha logrado que las mujeres cambien los efectos de una estructura de subordinación, violencia, u opresión.

Abrirnos a un nuevo camino, ha hecho que las mujeres en alguna época incluso fueran llamadas brujas. Mujeres dedicadas a la ciencia, a la sanación, a vivir de manera diferente las llevó a ser vistas y señaladas por su manera de cambiar un estilo de vida que durante siglos caracterizó a la figura femenina.

La toma de conciencia, la autonomía, la recuperación del propio poder ha dado lugar a un proceso ideal para que las mujeres conecten con su amor propio, y logren trabajar su merecimiento, soltar ataduras, reconocerse y tomarse a sí mismas, expandiendo sus dones y aprendiendo a encontrarse desde otro lugar más amoroso y sin sentirse menospreciadas. Ser mujer es vitalidad, es fertilidad, es desarrollar un poder creativo que en conciencia está logrando un cambio masivo en la #humanidad.

"Las mujeres están especialmente sintonizadas para caminar, tanto en el mundo espiritual como en el mundo material.

Anuncios

Son grandes promotoras y creadoras de energía y el cambio. Su gran capacidad de integración las ha hecho especialmente empáticas y dotadas para ver y comprender el pasado. En última instancia, sus roles como cuidadoras y alimentadoras han abierto sus corazones y la conciencia en muchos niveles del universo. Sus dones espirituales pueden ser profundos". (The old woman speaks. Anne Hepple. 1973) #Cultura