Hace un tiempo la norteamericana Candice Wiggins explicaba a la prensa su decisión de abandonar la Liga de Baloncesto Femenino: "ser heterosexual se convirtió en problema en un ambiente donde el 98% de las atletas se declaran homosexuales y fui objeto de muchas burlas y críticas. La WNBA me resultaba tóxica y sentí que rompían mi espíritu. Me hubiera gustado jugar dos temporadas más pero arriesgaba mi salud mental" lamentó.

Pero no ha sido la única persona que alega haber sido objeto de un trato diferente por su heterosexualidad, de ahí que muchos comenzaran a usar el término heterofobia para referirse al rechazo que sienten algunos por las personas que prefieren las relaciones binarias.

Anuncios
Anuncios

Los conocedores del tema hablan de la "frivolización" de la discriminación es decir una forma sarcástica de restarle mérito a la merecida lucha en pro de los derechos e inclusión de la comunidad LGBT, siendo que la mayoría de las personas tienen al menos una razón para ser discriminados: religión, raza, etnia, estatura, apariencia física, obesidad, discapacidad, edad, sexo, estatus legal, condición económica, nacionalidad o profesión dependiendo del lugar que se tome como referencia.

Otro caso que habló de heterofobia fue el la pareja de atletas australianos a la que se le prohibió compartir la habitación en los Juegos Olímpicos de Londres y que causó conflictos diplomáticos. El campeón de tiro Russell Mark reclamó: "La parte estúpida de todo esto es que habrá toneladas de parejas gays en el mismo equipo compartiendo habitación por lo que considero que somos discriminados por ser heterosexuales".

Anuncios

Muchos le dieron la razón pero no se les permitió.

Respecto a la comunidad LGBT el tabú tiene su origen en los cimientos religiosos del patriarcado heterocentrista que provocó durante mucho tiempo innumerables ataques violentos y crímenes de odio respaldados por instituciones eclesiásticas y gobiernos de países que aún hoy no han dejado de perseguirlos.

La discriminación se define como: "acción u omisión realizada por personas, grupos o instituciones que produce y reproduce desigualdades en el acceso a recursos y oportunidades (salud, alimentación, estudios, empleo) en contra de un grupo social". Se manifiesta en diferentes niveles:

  • Antilocución: antagonismo verbal (ofensas, burlas, palabras humillantes)
  • Evitación: no pretende ocasionar daño directo pero hay exclusión social la que ocasiona daño psicológico.
  • Discriminación: los prejuicios se convierten en acciones al impedir el acceso a servicios y oportunidades.
  • Ataque físico: vandalizan las propiedades y llevan a cabo actos de violencia contra individuos.
  • Exterminio: se busca la erradicación física del grupo a través del genocidio.

Nada de lo anterior le ocurre a alguien por declararse heterosexual.

Anuncios

Cierto que existen discrepancias pero no significa que se pueda hablar de discriminación. Un dato curioso es que dentro de las propias comunidades LGBT existen "fobias" internas, por ejemplo algunos homosexuales no ven con buenos ojos el bisexualismo y mucho menos la transexualidad, la diferencia es que no matan por eso.

Pero lo que resulta más relevante es que algunos grupos cristianos hayan creado una campaña denominada "Detengamos la Heterofobia" que propone redefinir el término como: "discriminación en todas sus formas contra quienes discrepamos del ejercicio de la homosexualidad y en forma amplia a todo el ataque anticristiano derivado del hecho de no compartir el discurso pro libertinaje sexual y antifamiliar de los medios de difusión, los políticos y los activistas de esas corrientes" publicado en el sitio web Crux et Gladius en un afán de "acuñar" con un término discriminatorio a todos los que se oponen a su filosofía.

Por eso es importante el juicio crítico dado que todo cambio remueve los cimientos obsoletos y se intenta hablar de heterofobia con el fin de no perder los "privilegios morales" que una vez fue patrimonio exclusivo de los heterosexuales. #Sexualidad #homofobia #Derechos Humanos